Rajoy promete que solo gobernará si el PP es la fuerza más votada en las elecciones del 20 de diciembre

|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quiso ayer dejar claro que solo gobernará tras las elecciones generales del 20 de diciembre si el PP es la lista más votada, y que no contempla hacerlo si no es así, aunque sume mayoría con otras fuerzas. “Es lo democrático”, subrayó.
En declaraciones a su llegada a la sede del Congreso del PPE en Madrid, Rajoy aseguró que no tiene “la más mínima duda” de que el PSOE tratará de evitar que él llegue a la Moncloa si gana las elecciones. “Se aliará con cualquiera con tal de que no gobierne la lista más votada”, dijo. Y advirtió de que esos acuerdos “siempre terminan mal”.
“Lo ha hecho en todos los municipios de España, ha dado alcaldías a fuerzas diferentes en todos los lugares, no tengo ni la más mínima duda. Yo desde luego no lo haré, gobernaremos si somos la primera fuerza política en España, no voy a entrar en las cosas que están otros, particularmente el PSOE”, aseguró.
El presidente llegó sobre las dos de la tarde al Congreso del PPE y aseguró que está muy agradecido por la presencia de los dirigentes que van a pasar estos días por Madrid y que se siente “orgulloso, contento y satisfecho”. Acerca de si se toma este congreso como un espaldarazo a las reformas de su Gobierno en estos cuatro años, dijo que son medidas que comparten “la mayoría de gobiernos europeos”, pero que en España a su juicio han dado un resultado mejor.
Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, defendió que España siga siendo una nación “unida”, porque ya hay “demasiadas divisiones en Europa”. Minutos antes, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, elogió que el exprimer ministro de Luxemburgo sea un “firme defensor de la unidad en la diversidad”.
Estos mensajes, con el proceso soberanista abierto en Cataluña como telón de fondo, se produjeron en el acto de entrega del Premio Nueva Economía Fórum al Desarrollo Económico y la Cohesión Social a Juncker, celebrado en el Teatro de la Zarzuela.
En su discurso, el presidente de la Comisión Europea aseguró que hay que “respetar” a las naciones que, a su juicio, deben seguir “estando unidas en su interior”. De hecho, llegó a reconocer que “hay demasiadas divisiones” en Europa en este momento, en referencia a la crisis de refugiados, que ha puesto encima de la mesa el choque entre estados miembros.
Según Juncker, “no ha llegado el momento de volver a dividirnos”, sino de que “la Unión Europea siga unida” y dé lugar “a la salida de elementos de crisis”. En este punto, subrayó que hay que “respetar a las naciones que deben seguir estando unidas en su interior”.
El presidente de la Comisión defendió que los países sigan siendo “coherentes” en sus acciones porque queda mucho trabajo por delante. “Me gustaría poder contar con la solidaridad de España que nunca ha fallado a Europa. La construcción europea sería incompleta sin las aportaciones de España”, resaltó.

Rajoy promete que solo gobernará si el PP es la fuerza más votada en las elecciones del 20 de diciembre