La Xunta considera más interesante para Galicia las “Torres de Pardo Bazán que el pazo de Franco”

El conselleiro y el director xeral de Cultura, Román Rodríguez y Anxo Lorenzo, ayer en la sede de la RAG |Javier Alborés
|

Un día después de su entrega a la ciudadanía a través de la Administración General del Estado, comienzan las discusiones sobre los usos que se darán a Meirás. El conselleiro de Educación y Cultura, Román Rodríguez, volvió a apelar a la puesta en valor de la herencia de Emilia Pardo Bazán, aunque “sin olvidar su pasado como residencia de un dictador”, resumió durante el acto de presentación de las “Bases para el Plan de Usos de las Torres de Meirás”. En una comparecencia en la sede de la Real Academia Galega (RAG), donde también se sitúa la casa museo de la escritora,  el conselleiro insistió en que “para Galicia es más interesante” que sean As Torres de Doña Emilia que el pazo de Francisco Franco.

La propuesta autonómica, que el representante autonómico definió como “documento de partida”, se presentará al resto de administraciones implicadas en definir los usos del inmueble en su próximo encuentro, al que asistirán la Administración del Estado, la Diputación de A Coruña y el Ayuntamiento de Sada, además de la propia Xunta.

Además, la Xunta adelantño que escuchará a otras entidades sociales e instituciones culturales y académicos para recabar sus opiniones, entre ellas las de los movimientos de memoria histórica, indicó Román Rodríguez.

 

1 Las cuatro líneas de acción de Cultura

El plan presentado por Educación y Cultura contempla cuatro líneas de acción: valorización patrimonial y apertura del pazo, con un plan museológico con visitas guiadas y una propuesta didáctica; el impulso de un centro cultural y artístico; el emprendimiento y la investigación, centrado en Pardo Bazán y la promoción de la igualdad, y la creación de un “Jardín de la Libertad de Meirás.

Así, si bien insistió en que su apuesta es convertir el recinto en un espacio para reivindicar a Doña Emilia, aseguró que no se ocultará “absolutamente nada” de los ochenta años que estuvo en manos de los Franco. “La promoción de la cultura, la igualdad y los valores democráticos frente a los usos ejercidos por Franco”, expuso el conselleiro que, interpelado sobre si la escritora ocuparía un 75% y el dictador un 25% rechazó establecer medidas, pues estarán representadas ambas partes, las “luces y sombras” de Meirás.

“Hay que contar la historia de lo que pasó y lo que no pasó, una historia de luz y otra de sombras”, insistió el conselleiro, que consideró “de justicia que las As Torres retomen la esencia truncada por el franquismo”, que el inmueble vuelva a ser el “vivido y habitado por Pardo Bazán y no el ocupado por Franco”, matizó Rodríguez. “Que sirva para explicar como los valores de la democracia están muy por encima de la dictadura”, apostilló el titular de Cultura.

 

2 Sada considera un “error” la propuesta de Cultura

 El Ayuntamiento de Sada mostró su rechazo a las “Bases para el Plan de Usos de las Torres de Meirás’” al considerar que la Xunta va “en la dirección equivocada tanto en el fondo como en la forma (...) porque el pazo, desde su declaración como BIC en 2008 hasta ahora, integra dos referencias históricas, la de Pardo Bazán y la del dictador Franco”. “Las dos forman parte indisociable de Meirás”.

Según el alcalde, Benito Portela, “el señor Feijoo quiere que solo se hable de Pardo Bazán ya que le molesta la memoria, sobre todo la histórica y democrática, del franquismo, de la dictadura, de la represión, lo que supone una didáctica parcial e interesada del pazo” y “la memoria no es un jardín”, cuestionó el regidor de Sada.

La Xunta considera más interesante para Galicia las “Torres de Pardo Bazán que el pazo de Franco”