Alvedro logra crecer un 4% en pasajeros con los vuelos extra ofertados en julio

El aeropuerto cuenta con algunos vuelos estacionales por el verano javier alborés
|

El aeropuerto de Alvedro consigue resistir un mes más el envite del aeródromo vigués de Peinador y crece un 4% con respecto al año pasado. AENA publicó ayer los datos relativos al mes de julio en el que los vuelos de la temporada estival permitieron una leve subida en pasajeros. El dato acumulado hasta el momento hace prever que será difícil bajar del millón de viajeros a final de año a pesar de la falta de nuevas incorporaciones de rutas o aerolíneas en la terminal coruñesa.
Alvedro puede respirar un mes más tranquilo tras lograr que 104.349 personas pasaran por las instalaciones en vuelos que partían o llegaban a la ciudad. Esta cifra supone un incremento de un 4,1% con respecto al mismo período del año pasado y denota el cambio de ritmo propio del verano, pues en junio se contabilizaron 98.831 usuarios de la infraestructura.
A pesar de que el de A Coruña es el que menos ascenso experimenta dentro de los gallegos, el número no es despreciable en absoluto ya que Vigo ataca esa segunda posición en movimiento de personas con dureza.
Según concretó AENA, 103.342 utilizaron las rutas comerciales. De ellos más de 92.200 viajaron a otros puntos de España –fundamentalmente Madrid y Barcelona, que son los que tienen mayor oferta y también más demanda todo el año– mientras que 11.105 se marcharon al extranjero siendo los únicos destinos actuales Londres y Lisboa, pues la línea a París desapareció hace unos meses y ni siquiera se repuso para la temporada alta.
En el acumulado hasta julio se registraron 603.513 clientes de las compañías que pasaron por la terminal y ello pese a que durante varios meses los desvíos fueron repetidos y los asientos ocupados pasaron a contabilizarse en las estadísticas de Lavacolla (Santiago). Este punto de partida para afrontar lo que queda de temporada veraniega y la etapa de otoño e invierno hace que los expertos prevean que se alcanzará el millón de pasajeros como ocurrió en 2015.
Sin embargo, los responsables de Alvedro –tanto AENA como los actores políticos implicados en su futuro tales como el Ayuntamiento– no deben bajar la guardia porque la amenaza de Vigo continúa muy presente.

un temor real
Si bien es cierto que Alvedro mejoró sus cifras, Vigo lo hizo en mayor medida con una subida del 28%. En junio prácticamente había una distancia de 10.000 viajeros entre ambos aeródromos pero en julio ese margen se acortó. Alvedro le sacó poco más de 2.400 usuarios a su principal competidor del sur que está disparado gracias a la llegada de Ryanair.
Muchos descartan que esa sea también la respuesta para blindar el futuro de la terminal coruñesa porque piensan que significaría estar supeditados a la estrategia de la low cost, que cuando no cuenta con patrocinios abandona las instalaciones. Sin embargo, sí han insistido en numerosas ocasiones en el que Gobierno local debe empezar a dar pasos en firme para concretar su apuesta por el aeropuerto con nuevas aerolíneas y destinos interesantes tanto a nivel estatal como de los principales hubs (nudos que conectan con todo el mundo) europeos.
Al margen de estas reflexiones que se repiten de forma continuada, lo que sí está funcionando es la terminal de carga. El volumen de mercancías volvió a mejorar en julio: hubo un tráfico de 13 toneladas, un 12,4% más que en el mismo mes de 2015.

Alvedro logra crecer un 4% en pasajeros con los vuelos extra ofertados en julio