Miles de estudiantes, profesores y familias de A Mariña se echan a la calle para pedir un “futuro” para Alcoa San Cibrao

Los trabajadores y la comunidad educativa de A Mariña protestó ayer en Cervo | sabela blanco (efe)
|

Miles de personas, entre padres, alumnos y profesores de la comunidad educativa de Secundaria de la comarca lucense de A Mariña, realizaron ayer una caminata desde la carretera Nacional 642 –desde el cruce del Alto do Castelo– hasta la entrada principal al complejo industrial de Alcoa para reclamar una solución que permita mantener la producción de aluminio y los puestos de trabajo en la fábrica.
La manifestación de la comunidad educativa, encabezada por los alumnos de secundaria de la comarca, se puso en marcha tras una pancarta en la que podía leerse “Polo noso futuro” y se encontró a medio camino con los propios trabajadores de Alcoa, que le hicieron un pasillo a los manifestantes y los recibieron con aplausos, al tiempo que entre todos cantaban: “Dónde está el estatuto, el estatuto dónde está”.

Al frente de la manifestación, los adolescentes, muchos de los cuáles llevaban puestos de chalecos amarillos con el lema “Peches non”, portaban una bandera de Galicia y, además de la pancarta principal, podían verse otras con mensajes como “Non queremos emigrar”.

Corte de accesos
Posteriormente, padres, alumnos y profesores se mezclaron con los trabajadores, que mantienen la huelga indefinida y han cortado los dos accesos principales al complejo industrial –para impedir la salida de aluminio–, y terminaron juntos el recorrido hasta la entrada de Alcoa.

Durante el recorrido, los manifestantes corearon consignas ya conocidas de estos meses de lucha por la supervivencia de Alcoa, como “Enerxía, solución”, “A solución, unha intervención”, “A Mariña sálvase, loitando”, “Madrid, escoita, A Mariña está en Loita” o “Queremos traballar e non emigrar”.

El comité de empresa de Alcoa San Cibrao asegura que los trabajadores del complejo industrial están dispuestos “a luchar hasta el final” por sus empleos, pero afirma que ya es hora de que el Gobierno de España y la Xunta de Galicia “hagan su parte” y colaboren para llevar a cabo la intervención de la fábrica. El presidente del comité, José Antonio Zan, afirmó que los trabajadores están ahora esperando a que ambas administraciones, la central y la autonómica, “muevan ficha” y aporten la solución que llevan meses demandando para garantizar la producción de aluminio primario en la planta de San Cibrao y, consecuentemente, el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Dar “un paso adelante”
“Alcoa ha despedido a 524 trabajadores” de la planta de aluminio primario, recordó Zan, por lo que ha llegado el momento de que “las palabras” se conviertan “en hechos”. “Se ha hablado mucho de la intervención”, dijo, y recordó que, aparentemente, todos los grupos políticos están de acuerdo en esa media, por lo que ahora, una vez que Alcoa ha anunciado su intención de aplicar el ERE y de parar las cubas, que “son el corazón” de la fábrica de San Cibrao, ha llegado el momento de llevarla a cabo.

Según Zan, “se ha acabado el tiempo” y ambas administraciones tienen que dar un paso adelante para evitar que se paren las cubas y, consecuentemente, el cierre definitivo de la planta de aluminio primario.

El presidente del comité recordó que los trabajadores han peleado durante los últimos meses por sus empleos y por el “futuro de la comarca de A Mariña” y están dispuestos “a luchar hasta el final”, pero dijo que “ahora el Gobierno y la Xunta de Galicia tienen que hacer su parte”.

Intervención
En ese sentido, recordó que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, “dijo que si Alcoa aplicaba el ERE, le pediría formalmente al Gobierno de España la intervención de la planta”.

“Está tardando. Le pedimos que cumpla su palabra”, dijo Zan, quien también recordó que el propio vicepresidente económico del Gobierno gallego, Francisco Conde, reconoció públicamente “que Alcoa había actuado de mala fe”. 

“Si han constatado que Alcoa actuó de mala y está intentando cerrar la fábrica, la Xunta tiene que pedirle al Gobierno que intervenga la fábrica”, apuntó Zan, “y no sabemos tampoco a qué espera el Gobierno para intervenir”.

Miles de estudiantes, profesores y familias de A Mariña se echan a la calle para pedir un “futuro” para Alcoa San Cibrao