Margarita Robles cree que los presos catalanes deben estar cerca de sus familias

Txel Bonet, mujer de Jordi Cuixart, participa en un acto por la excarcelación | aec
|

La ministra de Defensa, Margarita Robles, subrayó ayer que las personas privadas de libertad deben estar “lo más cerca posible de su entorno y su familia”, en referencia a los políticos catalanes encarcelados, y aseguró que si el Gobierno tiene que tomar decisiones “valorará las circunstancias”.
En una entrevista que publicó “El Mundo”, la ministra de Defensa destacó que “es un principio de ley general penitenciaria que la gente esté lo más cerca posible de sus familias” y matizó que, en el caso de los presos etarras, ETA fue derrotada por la sociedad y “esa derrota no puede tener ninguna contraprestación política”.

En el marco constitucional
Sobre la reunión entre el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, Robles aseguró que “fuera del marco de la Constitución no hay ninguna posibilidad de diálogo” y mantiene que “lo que no esté en el marco constitucional no encontrará apoyo”.
“Los dirigentes de Cataluña tienen que entender que hay que superar esa página negra que supuso Puigdemont y lo que ocurrió desde el 6 y 7 de septiembre. Eso no excluye que podamos abordar una reforma de la Constitución para hacerla más moderna. Una reforma legal desde la propia legalidad”, afirmó.
La líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, tachó ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de “auténtico chollo” y “caramelito” para el independentismo por “las hipotecas que tiene que pagar”, pero advirtió de que la política penitenciaria “no debe ser moneda de cambio”.
En declaraciones a los periodistas durante una visita a una carpa del partido en el barrio barcelonés del Poblenou, Arrimadas lanzó un aviso al Gobierno en pleno debate sobre el posible acercamiento a cárceles catalanas de los dirigentes independentistas en prisión.
“Sánchez tiene una gran hipoteca que pagar a los separatistas. Quería llegar a la Moncloa a cualquier precio y estamos viendo muy rápido cuál era esa hipoteca. Sánchez va a tener que pagar una letra cada semana y cada mes con los partidos separatistas”, dijo.
En todo caso, dejó claro que la cuestión de los políticos presos “no puede ser un pago para llegar a la Moncloa” y que si bien Ciudadanos “respetará siempre, siempre, las decisiones judiciales”, sí advierte de que “la política penitenciaria no debe ser moneda de cambio con los partidos independentistas” ni debe “negociarse”.

Un plan ilegal
La también portavoz nacional de Ciudadanos ha recordado que el presidente catalán, Quim Torra, o la portavoz del Govern, Elsa Artadi, “siguen en el plan ilegal y no hacen ninguna autocrítica, todo lo contrario”.
“En estos días en que se ha levantado el 155, han abierto embajadas, vuelven a activar el Diplocat, meten más dinero en TV3, declaran persona non grata al Rey, impiden un acto de Cs en Vic o siguen amenazando con saltarse las leyes. El separatismo está encantado de la vida con el nuevo Gobierno de Sánchez, es un caramelito para los separatistas, es un auténtico chollo”, dijo.
Es por ello que recordó al presidente del Ejecutivo central que “tenga muy claro” que cuando se reúna con Torra “no estará hablando con Cataluña, sino con el separatismo, porque Cataluña está fracturada por la mitad y él solo representa al separatismo”.
Sobre la posibilidad de que en la reunión entre ambos presidentes se aborde la recuperación de las leyes sociales catalanas suspendidas por el Tribunal Constitucional (TC), Arrimadas ha mostrado su rechazo a esta posibilidad: “Todas las leyes fueron suspendidas porque no encajaban en el ordenamiento jurídico”.
Mientras, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, se estrenará en la sesión de control del Congreso respondiendo a tres interpelaciones sobre Cataluña, una de ellas del PP, que la acusa de querer “subvertir” el orden constitucional para pagar el favor a sus socios secesionistas.
Según el PP, Batet pretende recuperar artículos del Estatuto de Cataluña declarados inconstitucionales por el Constitucional en 2010, después de un recurso presentado por el Partido Popular.
Considera de “extraordinaria gravedad” que una ministra, a través de métodos “legalmente cuestionables”, pretenda alterar este orden constitucional para devolver “favores políticos” a sus “socios” independentistas “conducentes a romper la unidad de la Nación Española”. Por todo ello, añade el texto, el grupo popular quiere conocer cuáles son los “propósitos” del Gobierno”.

Margarita Robles cree que los presos catalanes deben estar cerca de sus familias