El Gobierno local y la Marea sientan las bases para negociar el presupuesto con buena predisposición

el ideal gallego-2019-10-10-006-b135dfe8
|

El Gobierno municipal y la Marea Atlántica mantuvieron ayer la primera reunión formal para intentar que la ciudad cuente con un nuevo presupuesto en enero y para ello se sentaron las bases de una negociación que se espera que se pueda resolver en un mes aproximadamente.

Ambas partes mostraron buena predisposición en esta primera ronda y calificaron en señalar como “positiva” la reunión, en la que ya se habló de algunas cifras principalmente relativas a los ingresos previstos, que son las cantidades que sirven para calcular los gastos e inversiones que se podrán hacer.

El concejal de Economía y Hacienda, José Manuel Lage Tuñas, acompañado por técnicos de su área, y la portavoz y el coordinador político de la Marea, María García y Iago Martínez, fueron los protagonistas de algo más de una hora en la que ambas partes coincidieron en indicar que aspectos como la reactivación económica, las políticas sociales o la sostenibilidad serán las líneas principales que deben marcar el presupuesto de 2020.

La próxima semana habrá una reunión con el BNG y después se contactará con el PP y Ciudadanos

Esta primera reunión en María Pita parece que marcará el camino de dos partes que están llamadas a entenderse para evitar la situación que se repitió hasta en cuatro ocasiones el pasado mandato, cuando las cuentas no estuvieron listas como muy pronto hasta febrero. El Gobierno local necesita tener un presupuesto para poder llevar a cabo sus proyectos mientras que la Marea no puede caer en una postura intransigente después de cuatro años en los que criticó frecuentemente el “bloqueo” del resto de formaciones.

El inicio de la negociación se centró principalmente en cuestiones generales y para próximos encuentros se entrará en detalle sobre proyectos y cantidades.

 

Voz para todos

El hecho de empezar las conversaciones con la Marea Atlántica no fue una casualidad, sino que es la formación que a priori parte con mayor probabilidad de apoyar al Gobierno local en su propuesta y garantizar la mayoría en el pleno.

A esto se une el acuerdo alcanzando entre ambas formaciones al inicio del mandato y para la próxima semana está prevista una segunda reunión.

Sin embargo, el Gobierno municipal tiene previsto contactar con todos los grupos de la corporación para transmitirles las líneas generales del presupuesto y abrir la puerta para que hagan sus aportaciones.

Igual que sucede con la Marea, se firmó un pacto de gobierno con el BNG, por lo que los nacionalistas serán los próximos en la agenda del concejal de Economía y Hacienda. Después será el turno del Partido Popular y Ciudadanos.

“O acordo cos compromisos establecidos coa Marea Atlántica e co BNG teranse en conta nas negociacións”, dijo Lage, “xa que son as organizacións progresistas coas que temos un marco de negociación estable para os orzamentos” pero “sempre tendéndolle a man ao resto de grupos, xa que cremos que os intereses dos coruñeses están por riba de todo”.

El Gobierno municipal necesito al menos seis votos para poder conseguir la mayoría en el salón de plenos y garantizar la aprobación del presupuesto. Esta cantidad solo la poseen la Marea Atlántica y el Partido Popular, aunque un acuerdo con el grupo liderado por Beatriz Mato parece más complicado.

El Gobierno local y la Marea sientan las bases para negociar el presupuesto con buena predisposición