Reparado el crucero a la deriva en Filipinas con un español herido a bordo

|

Un crucero con más de 1.000 personas a bordo se dirige hoy hacia Malasia tras pasar cerca de 24 horas a la deriva por un incendio en los motores que causó cinco heridos, entre ellos un español, indicaron fuentes oficiales.

Según el servicio de guardacostas filipino, cinco de los tripulantes del crucero Azamara Quest, que navegaba por el Mar de Joló entre Manila y la ciudad de Sandakan, en Malasia, resultaron heridos por inhalación de humo durante el incendio.

Uno de ellos, el español Juan Carlos Rivera Escobar, resultó afectado y necesita tratamiento médico especial de forma urgente.

"Por desgracia, cinco tripulantes inhalaron humo durante el incendio. Están siendo tratados en el barco, pero uno de ellos tiene lesiones más serias y necesita ayuda médica adicional y urgente que sólo puede recibir en un hospital", indicó la empresa Azamara en un comunicado.

Tras ser reparado anoche, el barco se dirige a una velocidad máxima de seis nudos (11 kilómetros por hora) hacia el puerto de Sandakan, en el estado malasio de Sabah, tras partir desde Manila el pasado jueves.

La naviera estima que el barco, de 30.277 toneladas, arribará a su destino en un plazo de entre 24 y 48 horas, dependiendo de las condiciones del mar.

El fuego se produjo el viernes por la noche en la sala de máquinas del crucero, en el que viajan 590 turistas, la mayoría europeos y estadounidenses y 411 tripulantes.

El Azamara Quest partió el 26 de marzo de Hong Kong y tenía previsto llegar a Singapur el 12 de abril, tras parar en Manila, Sandakan y los puertos indonesios de Palapo, Benoa en Bali, Semarang y Komodo.

Reparado el crucero a la deriva en Filipinas con un español herido a bordo