La banca española gana un 35% más y afronta ahora el reto de elevar su rentabilidad

19 junio 2014 página 34 SANTANDER, 18/06/2014.- El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, durante su intervención en el encuentro 'La Europa que deja la crisis' hoy en el Pa
|

Los grupos bancarios que operan en España obtuvieron un beneficio conjunto de 9.834 millones de euros en 2014, un 35% más que en 2013, gracias a la normalización de las condiciones del negocio, por lo que ahora el reto es mejorar la rentabilidad.
Así lo explicó ayer en rueda de prensa el presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán, para quien 2014 fue un año “muy bueno” teniendo en cuenta que estos beneficios se consiguieron “en un escenario de tipos de interés muy reducidos, con elevados niveles de liquidez y pese a la depreciación del euro”.
Estamos aún lejos de los máximos históricos de 2007 que no son “ni alcanzables ni deseables”, dijo, pues eso indicaría de nuevo un “elevado perfil de riesgo”.
Ahora, el gran objetivo de la banca “a medio plazo”, es decir, en unos diez años, es elevar sus ratios de rentabilidad al 10%, aunque no será fácil desde el ROE actual del 5,73%.
En cualquier caso, consideró que “no es bueno que veamos niveles de rentabilidad del 20% como había en la época de la burbuja inmobiliaria”. Insistió en que en la crisis del sector financiero español han pagado justos por pecadores, en referencia a la debacle sufrida por prácticamente todas las cajas de ahorros que había en España, ahora ya casi todas convertidas en bancos
En cuanto al crédito, una de las grandes preocupaciones del sector junto con la rentabilidad, podría empezar a crecer a finales de este año o principios de 2016, en términos tanto de nuevas operaciones como de stock, dijo.
De momento, en 2014, el crédito a la clientela creció por primera vez desde 2012, el 5,5%, y alcanzó los 1,4 billones de euros, un incremento que vino acompañado de una mejora de la morosidad de casi un punto porcentual, hasta el 7,8%, frente al 8,7% de 2013.
Los depósitos de la clientela crecieron el 5% y se situaron en 1,2 billones, con lo que el ratio de créditos sobre depósitos se mantuvo en niveles moderados, del 113%.
En cuanto a las consecuencias que traerá la unión bancaria, Roldán consideró que habrá más fusiones entre entidades españolas “a medio plazo”, fruto de la presión por elevar la rentabilidad de las entidades y controlar los costes.
Sobre la liquidación de Banco Madrid, aseguró que es un caso “inusual” y la primera lección que se puede extraer es que en banca “la confianza es fundamental” y que “los temas de conducta también pueden llevarse por delante instituciones”.
Y en este caso concreto la mejor opción era la liquidación, pues los depositantes no garantizados (los que tienen más de 100.000 euros) pueden acabar recuperando todo su dinero, porque el patrimonio neto de la entidad es positivo.

La banca española gana un 35% más y afronta ahora el reto de elevar su rentabilidad