Rajoy asegura que España posee “un rumbo” y espera mejoras a medio plazo

|

  El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, aseguró ayer que España tiene en estos momentos “un rumbo” y, tras admitir que resulta difícil comprobar que las medidas adoptadas no tienen efecto “ni dentro ni fuera” en el corto plazo, aseguró que lo harán a medio plazo.

Rajoy, que presidió ayer en Antequera (Málaga) el comité ejecutivo del PP andaluz, señaló que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) son “duros” y “desagradables” pero “la alternativa era infinitamente peor”.

El líder popular consideró que el recorte para reducir el déficit público podría haber sido de 18.000 millones menos este año y de 10.000 menos en el 2013 si el Gobierno socialista hubiera cumplido sus compromisos con la UE.

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo mostró su sorpresa por que “aquellos que con sus políticas nos han traído hasta aquí no hayan comprendido todavía la situación en la que estamos”, en alusión a los socialistas, de los que no espera “ninguna ayuda”.

En este sentido, lamentó que sean “los que más protestan” por los recortes, y añadió que si España no tuviera deuda pública, los 29.000 millones que el Gobierno va a dedicar a pagar intereses, se podrían destinar a la mejora de los servicios públicos y a no subir los impuestos.

Rajoy también insistió en que tener deuda y déficit no sirve “nada más” que para pagar intereses, por lo que reducirlos supone una prioridad de la que el Gobierno “no se va a apear porque sería una irresponsabilidad”.

Además, advirtió de que comunidades y ayuntamientos “tienen que cumplir” con el déficit y “hacer lo mismo que el Estado” porque “ahí nos jugamos el futuro de nuestro país”, recalcó.

Dentro de las medidas adoptadas por el Gobierno para “ayudar” a las autonomías, citó la ampliación del plazo para que devuelvan al Estado el dinero por errores presupuestarios, los anticipos a cuenta para subsanar problemas de liquidez, la norma de pago a proveedores y la línea ICO para que refinancien su deuda.

Además comentó otras prioridades como la reestructuración del sistema financiero y el impulso de la unidad de mercado, al considerar que las diferentes normas autonómicas restan competitividad a la economía española. También defendió la necesidad de eliminar duplicidades dentro de las administraciones, y argumentó que no puede haber el doble de aeropuertos que en Alemania.

Rajoy asegura que España posee “un rumbo” y espera mejoras a medio plazo