“Hago trabajo extra tras los entrenamientos para mejorar mi ritmo”

El internacional turco, estirando sus músculos tras la sesión de ayer en Abegondo quintana
|



El ‘Djalminha’ turco del RC Deportivo, Emre Çolak, afirma que su entrenador lo está convirtiendo en un jugador más completo, con mucha más resistencia física para soportar de la mejor manera la elevada exigencia de la Liga española.
Y es que Gaizka Garitano siempre ha contemplado al ‘8’ como un futbolista diferente, talentoso, pero lastrado por su discreta condición atlética.
Hace apenas un par de meses el míster le enviaba un ‘recadito’ por medio de su intérprete en Abegondo: “No quiero a un Emre para 60 minutos, lo quiero para 90”, destacaba el preparador vasco.
Y a buena fe que está consiguiendo que la consistencia del ex del Galatasaray haya crecido hasta el punto de ser ya uno de los puntales de la plantilla.
“Hablé con el entrenador sobre eso, hago trabajo extra después de los entrenamientos y jugando partidos mejoras el ritmo, lo estoy mejorando también”, comentó en sala de prensa, al tiempo que admitió que cada día se siente más importante en el seno del vestuario.
“Tengo mucha confianza en mí, cada día voy mejorando, me siento muy bien aquí. Cada día juego más y tengo más confianza. Quiero poner lo mejor de mi parte para el equipo y tengo muchas ganas de progresar con el club”, espetó en su alocución ante los medios.
Visiblemente feliz y haciendo gala de una sonrisa casi perenne, el cerebro otomano celebraba la victoria ante Osasuna y, sobre todo, la mejoría experimentada por un bloque que presume de ser más competitivo jornada a jornada.
“El equipo va bien, estoy muy contento, todos lo estamos, jugamos bien y ganamos; antes teníamos un tiempo de adaptación, ahora nos conocemos más, llevamos más tiempo juntos y jugamos bien, vamos a mejorar”, destacó.
Uno de los puntos débiles de Emre Çolak sigue siendo el rendimiento lejos del calor del público de Riazor; diezmado por la contundencia y a veces dureza extrema con la que se emplean las defensas de la Liga para mitigar su talento, opina que debe progresar a domicilio e intentar ofrecer similares prestaciones que las brindadas en casa.
“Lo hablamos también con el míster, jugué cuatro partidos fuera contra rivales muy difíciles, no sé si me concentro más con la afición de Riazor pero hay que mejorar fuera”, expuso.
Identificado por su fútbol de salón, el ‘8’ herculino está comenzando a ser uno de los ídolos para una parroquia de Riazor, en especial para los más pequeños, entregada a sus filigranas y destellos constantes de clase.
No en vano, es el máximo asistente de la escuadra de Gaizka Garitano esta temporada con cinco pases que terminaron en gol. El propio mediapunta expresó el orgullo que le produce ser un referente para una hinchada tan fiel como la blanquiazul.
“Doy muchas gracias por ese interés, yo quiero hacer todo lo que puedo, quiero dar más al equipo, todo el equipo jugamos bien, no solo yo. Me siento mucho más responsable con el equipo por los goles y asistencias”, subrayó.
Çolak no se considera ni mucho menos imprescindible por la cantidad de hombres de clase existentes en la plantilla. “Si en algunos partidos no estoy jugando bien el entrenador puede cambiarme porque hay jugadores con mucha calidad. Cuando salgo al campo hago todo lo que puedo”, dijo.
Ilusionado por poder llegar lejos en la Copa del Rey —mañana podría ser titular de nuevo ante el Betis—, Emre está feliz por poder despuntar en su primera aventura profesional lejos de Turquía.
Sin embargo, no da crédito alguno a informaciones provenientes precisamente de su país que lo relacionan en un futuro cercano con el potente Fenerbahçe, que podría haber fijado su punto de mira en él de cara incluso al mercado de invierno.
“No tengo nada que ver con Fenerbahçe”, espetó.
Antes de poner punto y final a su intervención en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva, el centrocampista quiso lanzar un deseo a toda la afición deportivista, a la que deseó unas buenas fiestas navideñas.
“Feliz Navidad a todos” fue el mensaje con el que se despidió del deportivismo hasta el próximo año 2017.

“Hago trabajo extra tras los entrenamientos para mejorar mi ritmo”