El 092 de Arteixo confiscó 30 juguetes y bolsos en el feirón durante Navidad

Algunos usuarios del pabellón Ponte dos Brozos protestan por el nuevo quitamiedos de Figueiroa quintana

La campaña de seguridad ciudadana que se desarrolló en Arteixo durante el periodo navideño se saldó con 31 objetos intervenidos por la Policía Local. Estos artículos eran en su mayoría juguetes y bolsos falsificados que se vendían en dos puestos del feirón arteixán, por lo que los agentes presentaron dos denuncias administrativas contra los responsables de los mismos.
El operativo especial se mantuvo desde el 20 de diciembre hasta el 6 de enero y en el mismo participaron efectivos de la Policía Local y de la Guardia Civil. Uno de los principales cometidos de los agentes fue la realización de controles a vehículos orientados sobre todo a evitar el trapicheo de drogas. Explica el concejal de Seguridad Ciudadana, José María Novo, José María Novo, se revisaron 136 vehículos en diferentes zonas del municipio y en horarios distintos y de lo que se incautaron los agentes fue de “pequeñas cantidades de droga, para autoconsumo” o “alguna ITV sin pasar”.
Los policías municipales realizaron un total de 105 horas de patrulla a pie. Exponen desde el departamento que optaron por incrementar la presencia policial en las calles, sobre todo en las horas “punta” de los comercios y en las zonas de Vilarrodís, Pastoriza, Meicende y el núcleo de Arteixo.
También desarrollaron un operativo especial las noches del 24 y el 31 de diciembre “en previsión de posibles altercados”. En esta línea, Novo subraya que en estas dos noches reinó la “tranquilidad”.
Al mismo tiempo, tanto estas noches como los fines de semana, la Policía Local decidió ejercer un control sobre los horarios de cierre de establecimientos hosteleros, en el que tampoco se registró “ningún problema”.

Quitamiedos
En otro orden de asuntos, recientemente el Ayuntamiento de Arteixo decidió sustituir los maltrechos bolardos que había en la carretera del pabellón de Ponte dos Brozos, en Figueiroa, por un quitamiedos. Una medida que “indignó” a algunos de los usuarios del pabellón porque “no hay ni una sola plaza de aparcamiento, ni aceras”, apuntaba uno de los afectados.
Novo explica que se tomó esta decisión justo para evitar que se aparcase en este pequeño arcén y así garantizar la seguridad de los peatones.

El 092 de Arteixo confiscó 30 juguetes y bolsos en el feirón durante Navidad

Te puede interesar