La falta de avances en las negociaciones provocará la prórroga del presupuesto de 2018 el próximo enero

08 noviembre 2019 A Coruña.- El pleno aprueba beneficios para las rentas más bajas en servicios básicos
|

El reloj avanza y los partidos comienzan a inquietarse ante la ausencia de movimientos en relación a las cuentas del próximo año. A pesar de las intenciones mostradas por el equipo del Gobierno local desde su llegada a María Pita acerca de presentar los presupuestos de 2020 antes de que finalizase el año actual, lo cierto es que todavía no se ha puesto sobre la mesa ningún documento o borrador al respecto, por lo que, de forma segura, el 1 de enero la ciudad continuará con los prorrogados de 2018.

Antes de que las cuentas se debatan en el pleno, el PSOE debe llegar a acuerdos con los grupos políticos para asegurarse la mayoría, contando en primer lugar con aquellas formaciones con las que tiene un acuerdo de gobierno, la Marea Atlántica y el BNG. 

Tras aprobarse en junta de gobierno, las cuentas deben pasar por la comisión de Hacienda para su dictamen, paso previo para que se aprueben inicialmente en sesión plenaria y, posteriormente, sean expuestas al público durante quince días hábiles, en los que los interesados podrán presentar reclamaciones. En caso de que no hubiese modificaciones significativas, el presupuesto tendría que volver al salón de plenos para su aprobación definitiva y su posterior publicación en el BOP. 

La alcaldesa, Inés Rey, reiteraba esta semana que las reuniones con la Marea y los nacionalistas son fluidas y constantes, por lo que quiso dejar claro que las negociaciones siguen su curso. Desde el PP, sin embargo, censuraron ayer nuevamente el retraso de los presupuestos, hecho por el que presentarán una pregunta oral en el pleno del próximo jueves –también hará otra referida a la parálisis de las subvenciones para rehabilitación–.

Los populares recuerdan que el día de la sesión se cumplirá un mes de la única reunión que mantuvieron con el Gobierno local sobre el presupuesto y “a día de hoy la situación es la misma: ni un solo papel, ni un solo dato y sin información del calendario que maneja para su tramitación”, indicaron.

Para el PP “es clave” tener cuanto antes unas cuentas que dinamicen el empleo y la actividad empresarial y que lleven las inversiones a los barrios y critican que los de Inés Rey “hayan preferido la política de fotos y anuncios sin contenido a llegar a acuerdos con nosotros”.

Como los populares, Cs también lamentó el retraso de las cuentas hace unos días y su portavoz, Mónica Martínez, pidió que se agilicen las negociaciones ya que “la intención del gobierno era llevarlos a pleno antes de acabar el año, pero el calendario empieza a estar muy ajustado”, manifestó.

A la espera 
No solo las cuentas generales del próximo año son las que preocupan actualmente, ya que, a pesar de que el periodo de votación finalizó el pasado 9 de octubre, el Gobierno local todavía no resolvió qué propuestas fueron las ganadoras en los presupuestos participativos.

Dicho retraso preocupa también a una de las formaciones con las que los socialistas firmaron en verano un acuerdo programático de gobierno, la Marea, que reclamó hace unos días su resolución. Este año fueron un total de 80 las propuestas finalistas, siendo algunas de las peticiones para el conjunto de la ciudad y otras, en cambio, para alguno de los distritos específicos. Dichos proyectos cuentan con diferentes partidas que van desde los 10.000 a los 200.000 euros y una de las máximas del nuevo Gobierno era llegar a un mayor número de participantes en el proceso.

La falta de avances en las negociaciones provocará la prórroga del presupuesto de 2018 el próximo enero