El comercio coruñés comienza el año con descuentos de hasta el 70%

El Ideal Gallego-2016-01-03-007-0397e79b
|

Aunque algunos establecimientos comenzaron ya a promocionar sus productos en días previos, entre el Black Friday y la Navidad, por eso de empujar a los consumidores a llenar su saco de Papá Noel hasta los topes, el grueso de las rebajas llegó ayer y a falta de que el imperio Inditex anuncie sus tantos por cien, grandes cadenas como Cortefiel, Mango o HyM arrancaron la oleada de oportunidades en una jornada que se juntó con las compras de los Reyes Magos. 
Las anunciaron el viernes a través de mails masivos y banners en las redes sociales y en 24 horas, la mayoría de las tiendas se vistió de fluorecente para ofrecer descuentos de hasta el 70% sobre el precio original en algunos casos, sobre todo, en marcas que ya llevan arrastrando ofertas a lo largo de todas las navidades. De todas formas, la mayoría reservaron mercancía sin tachar el precio de partida porque su estrategia es ir poco a poco para que el cliente pique del producto de temporada entre el tumulto con premio. En H&M, por ejemplo, la mitad de la tienda sigue sin rebajar. En dos semanas, volverán a poner nuevas etiquetas con precios inferiores. 
En cuanto a porcentajes, hay de todo. Desde el 20% al 50% de firmas como la catalana Mango, llegando al 70% en Women’s Secret. En la calle Real, fueron pocos los que se escaquearon de darle una vuelta a las cifras. Más sombrío fue el panorama en los centros comerciales copados por las criaturas de Amancio Ortega. 
En este sentido, con la liberalización de las rebajas, el sector tiene la posibilidad de escoger cuándo pone sus números a bailar. 

no hay veda 
El presidente de la Federación Unión de Comercio Coruñesa (FUCC), Antonio Amor, alude a la desaparición de este período. No existen vedas sobre los saldos y por eso, los negocios llevan desde el inicio de temporada con promociones concretas, que han ido retirando o con descuentos que seguirán sobre las prendas y complementos hasta acabar las existencias. 
Señala que “la gente se entera al ver los letreros o porque algunas tiendas mandan whatsapps o mails”, pero en general esa llegada masiva de los clientes a los establecimientos como antaño no se produce. Los euros entran en las cajas registradoras de forma paulatina.
Y es que los hábitos van cambiando y el consumidor compra según sus necesidades. Su control sobre el mercado es grande y sabe cuándo puede encontrar determinadas cosas a precios interesantes. Al final, el consumo sigue su curso natural y los bañadores se suelen adquirir rebajados al final del verano cuando ya han pasado unas cuantas olas de calor, igual que los abrigos se finiquitan en el momento en que la primavera da paso a un aumento de las temperaturas. 
Aún así, los clientes de Inditex continúan marcando el 7 de enero con rotulador rojo. Ese día supondrá la revolución de los precios en toda la gama de posibilidades en las que la factoría de Sabón está especializada.
La cadena con mayor presencia en la ciudad provocará sin duda esas colas que salen en las fotos de portada. Antes, los vecinos tienen un aperitivo que, además, les sirve para cumplir en la noche más mágica del año sin que la cartera lo resienta tanto. Una buena parte de la población lo sabe y espera a que llegue el mes de enero para hacerse con los regalos de toda su familia. 
Por otra parte, el hecho de que el invierno esté viniendo un tanto flojo provoca una retracción a la hora de sacar la tarjeta. La gente aguanta con lo del último año y es por eso que los comercios tienden a incrementar sus promociones con el fin de atraer miradas.

El comercio coruñés comienza el año con descuentos de hasta el 70%