Los líderes europeos y el Reino Unido llegan a un acuerdo que redefine el estatus del país

British Prime Minister David Cameron (2nd R) attends a meeting with European Union leaders during a EU summit addressing the talks about the so-called Brexit and the migrants crisis, in Brussels, Belgium, February 19, 2016. REUTERS/Olivier Hoslet/Pool
|

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea lograron ayer un acuerdo que redefine el estatus del Reino Unido dentro del club comunitario, a cambio de que el primer ministro británico, David Cameron, haga campaña a favor de la permanencia en la UE en un referéndum que se espera que convoque antes de este verano. “Acuerdo. Apoyo unánime para la nueva relación del Reino Unido con la UE”, anunció el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.
Los primeros en anunciar el acuerdo, sin embargo, fueron la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, y el primer ministro de República Checa, Bohuslav Sobotka, que adelantaron el consenso cuando no había terminado aún la cena en la que se debía refrendar el pacto.
“Acuerdo hecho, se acabó el drama”, escribió la lituana en su perfil de Twitter, tras dos días en los que había advertido de que cada país escenificaría el dramatismo, pero que al final se llegaría al acuerdo. “¡Tenemos un trato! Es un buen compromiso que, espero, ayudará a mantener al Reino Unido en la UE, dijo, por su parte, Sobotka.
Ambos celebraron a través de las redes sociales un acuerdo apenas unos minutos después de que trascendiera que Tusk y el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, habían presentado una última oferta de compromiso.
Un texto con cambios “menores”, “muy justa y equilibrada” y con “bastantes posibilidades” de sumar el apoyo de los Veintiocho, según habían adelantado poco antes fuentes europeas.
El primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, felicitó a Cameron por “un buen acuerdo” para el Reino Unido y para la UE, al tiempo que destacó que el premier “ha luchado duro” por su país. “Felicidades”, añadió, en un mensaje en Twitter.  
Donald Tusk y Jean-Claude Juncker habian presentado un texto que consideraban “muy justo y equilibrado”, y que creían que tiene en cuenta “todas las sensibilidades” de los Estados miembros. Al cierre de esta edición no habían trascendido los detalles del documento, que se trata de una propuesta con “cambios menores” con respecto a borradores anteriores.
Desde el inicio de las negociaciones, todos los borradores han incluido el llamado “freno de emergencia”, que permitirá a Londres limitar el acceso de los inmigrantes europeos a determinados complementos salariales, durante sus primeros años de contrato en el Reino Unido.
Este mecanismo solo se activará bajo circunstancias “excepcionales” y tras el visto bueno del Consejo, aunque la Comisión Europea dijo que el Reino Unido ya cumple con los requisitos excepcionales exigidos.

Los líderes europeos y el Reino Unido llegan a un acuerdo que redefine el estatus del país