España quiere racionalizar horarios y acercarse a los hábitos europeos

Dos relojes que muestran el cambio horario con motivo del verano. EFE/Archivo

España pretende racionalizar los horarios y acercarse a los hábitos europeos para facilitar la conciliación familiar y laboral, y la igualdad entre hombres y mujeres.

Con ese fin, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, propuso esta semana a las televisiones privadas que adelanten la emisión de sus programas de máxima audiencia para que finalicen sobre las 23.00 horas (las 21.00 GMT), y sugirió que emitan los informativos entre 30 y 60 minutos antes.

De lograrlo, España se sumaría a una costumbre arraigada en el resto de Europa.

En Alemania, los informativos de la tarde en las principales cadenas comienzan a las 20.00 horas (salvo en la segunda cadena de la televisión pública, que lo emite a las 19.00) y se caracterizan por su brevedad: quince minutos de media con la previsión meteorológica incluida en el mismo espacio.

De este modo el horario de máxima audiencia comienza en la mayoría de las cadenas a las 20.15 horas, cuando empiezan los grandes programas y concursos y las películas del día.

En el Reino Unido, el horario de máxima audiencia televisivo corresponde a la franja de las 21.00 y las 23.00 horas. Si se incluye el horario familiar, empezaría a partir de las 18.00 horas.

Antiguamente, el telediario central de la noche de la cadena pública BBC se emitía a las 21.00, pero fue retrasado hace más de diez años hasta las 22.00 horas. El otro telediario de la BBC es a las 18.00 horas.

En Irlanda se considera horario de máxima audiencia de televisión la franja que va desde las 20.00 a las 22.00 horas. El telediario de la cadena pública RTE es a las 21.00.

En Bélgica, la franja horaria de la televisión más atractiva para los anunciantes se sitúa entre las 20.00 y las 21.30 hora local, según el centro belga de información sobre los medios de comunicación (CIM).

Tanto en los canales francófonos como flamencos, los telediarios suelen emitirse a las 19.00 o a las 19.30 horas, momento en el que comienza el "prime time"', que puede variar y en ocasiones prolongarse hasta las 22.00 horas, según el centro de medición belga.

En los Países Bajos, el horario de máxima audiencia comienza con los telediarios a las 20.00 hora local.

El horario de máxima audiencia en Francia es entre las 20.40 y las 22.30 o 23.00 hora local, con el pico máximo hacia las 21.10 horas, justo después de la emisión de los informativos de las grandes cadenas a las 20.00 horas.

Las antenas públicas deben iniciar las emisiones que siguen a los informativos a las 20.35 horas y no más tarde.

En Italia, el horario de máxima audiencia comienza en torno a 21.00 horas, momento a partir del cual los canales suelen emitir las películas, series o programas de entretenimiento de más éxito.

Todas las cadenas siguen más o menos el mismo formato y tras los informativos, que comienzan a las 20.00 horas y duran media hora, se emite un corto programa de entretenimiento o un capítulo de una serie, hasta las 21.00 ó 21.15.

En Portugal, el "horario noble", como es conocido, abarca desde las 20.00 horas hasta las 23.00, un período en el que las cadenas de televisión intentan ofrecer los productos con mayor audiencia.

Los informativos protagonizan la primera hora y media de esa franja horaria -interrumpidos por grandes bloques de publicidad-, seguidos normalmente de telenovelas y series de producción nacional, o de programas y concursos que triunfan a nivel internacional.

En los países nórdicos, el horario de máxima audiencia en televisión comienza a las 20.00 horas, tras los informativos de la jornada.

En Dinamarca, el informativo principal se emitía tradicionalmente a las 18.30 horas, aunque desde hace varios meses la cadena pública DR lo ha situado en la parrilla a las 21.30, tras el programa o la película de máxima audiencia, un horario muy tardío e inusual para este país.

España quiere racionalizar horarios y acercarse a los hábitos europeos

Te puede interesar