El Ayuntamiento estudia celebrar eventos veraniegos con aforo limitado

16 agosto 2019 A Coruña.- La Feria del Libro Antiguo permanecerá abierta hasta el día 29 de agosto
|

Los eventos más esperados del año en la ciudad son los celebrados en la temporada estival. La feria medieval, los conciertos de María Pita o el Festival Noroeste, entre otros, acogen a miles de visitantes en los meses de verano. Tras la pandemia del coronavirus, muchas de estas celebraciones no podrán llevarse a cabo este año, pero el Gobierno local no cierra la puerta a que todas ellas desaparezcan.

Así lo indició ayer la alcaldesa, Inés Rey, en una rueda de prensa celebrada en el Ayuntamiento. “Evidentemente hay cosas que no se van a celebrar, como el San Juan en la playa o el macroconcierto programado en el estadio de Riazor al que podrían asistir más de 20.000 personas”, dijo. Estas grandes concentraciones, por lo tanto, tendrán que esperar hasta 2021, al igual que la Tall Ship Races, que se iba a desarrollar en la ciudad entre el 24 y el 27 de julio y que ya ha sido aplazada. “Son eventos que atraen a muchos visitantes que consumen y dinamizan la actividad comercial”, explicó.

Sin embargo, la regidora adelantó que se está estudiando, en la medida en la que se pueda hacer conforme a las normas de seguridad, tanto de higiene como de las restricciones de aforo, desarrollar algunos de los acontecimientos veraniegos. “Hemos hablado de hacer la Feria del Libro, con distancia interpersonal”, reconoció.

Limitaciones de aforo

Los planes se conocerán de forma progresiva según avance la situación. “Algunos se podrán hacer con más limitaciones de aforo, a las que nos tendremos que adaptar únicamente este verano y esperar a que el verano que viene sea como siempre”, sostuvo Rey. De esta forma, la alcaldesa de A Coruña recordó que habrá que “gestionar esta época con la perspectiva de que estamos saliendo de una pandemia en la que han perdido la vida 30.000 personas”, comentó, y añadió que es “una cifra que no debemos de olvidar porque llegue el bueno tiempo”.

Por lo tanto, el Ayuntamiento pondrá “todo lo que esté en su mano” para evitar que la situación empeore y se tomarán todas las medidas que el Gobierno central o la Xunta indiquen. El lado positivo se encuentra en la reactivación del consumo durante los próximos meses, que esperan que llene las terrazas, los establecimientos hosteleros y el comercio de proximidad tras los meses tan duros que han vivido. l

El Ayuntamiento estudia celebrar eventos veraniegos con aforo limitado