El número de pensionistas de la ciudad se disparó un 9% desde 2011

El Ideal Gallego-2019-06-29-006-9f2751c3

Es un hecho que la población gallega está cada vez más envejecida, una circunstancia que se nota en el rural pero que también afecta a la ciudad, cuya población activa soporta cada vez las pensiones de más jubilados. A estos pagos hay que sumar los de otros vecinos que tienen derecho a este tipo de percepciones a pesar de no haber sobrepasado los 65 o los 67 años, de modo que en los últimos ocho años el número de pensionistas se incrementó un 9%.

En un contexto en el que el desempleo y el empobrecimiento de la población siguen siendo preocupaciones fundamentales en A Coruña, llama la atención el resultado de un informe del Instituto Galego de Estatística (IGE) según el cual el sistema soporta actualmente 53.927 pensiones, en el municipio. La ratio de subida con respecto a 2017 fue de casi un 1% pero si se compara con el primer año al que hace referencia el organismo dependiente de la Xunta, se comprueba que el ascenso ha sido del 9% desde 2011. A nivel comarcal también se produjo un cambio al alza con un 12% de evolución y sumando el año pasado 84.148 perceptores. 

Si bien es cierto que las cifras de otras grandes ciudades como Ourense o Lugo son similares y Vigo está en un 12%, la situación no deja de ser preocupante por lo que puede suponer para el mantenimiento del sistema de estos abonos a los vecinos. En los últimos años ha ido decreciendo la cantidad de ciudadanos de edades comprendidas entre los 0 y los 64 años que requieren de estos ingresos –está en los 9.414–, al igual que de aquellas personas de entre 65 y 74 años.

La esperanza de vida, cada vez más amplia, ha implicado que la mayoría de los pensionistas se concentren por encima de los 75 años, llegando a alcanzar un total de 23.939 individuos. 

Importe medio general
El importe medio que reciben de los coruñeses, sumando ambos sexos, es de 1.133,09 euros, pues también ha ido subiendo. La mediana, es decir, la cuantía que más se repite según el estudio sería de 904,78 euros, con una variación de alrededor de 150 euros en los últimos ocho ejercicios. 

Los expertos del IGE también realizan una segregación de los pagos según el sexo, en la que se refleja que los hombres siguen teniendo unos mayores ingresos tanto de media como en cuanto a la mediana. 

Pese a todo, curiosamente las coruñesas serían las segundas pensionistas mejor pagadas, puesto que la cantidad que más se repitió en 2018 fue de 722,80 euros, tan solo por detrás de la que más se les ingresó a las ferrolanas (752,42 euros).

El número de pensionistas de la ciudad se disparó un 9% desde 2011

Te puede interesar