Sánchez vuelve a decir “no” a Rajoy y afirma que intentará liderar una alternativa

Spain's Socialist Party (PSOE) leader Pedro Sanchez gestures during a news conference at Parliament in Madrid, Spain, January 22, 2016. REUTERS/Sergio Perez
|


El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, volvió a dar un “no rotundo” ayer al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, para su investidura y explicó que tratará de liderar una alternativa, tendiendo la mano “a izquierda y derecha”, si así se le pide.
Así lo señaló en declaraciones a los periodistas en el Senado, a donde acudió para asistir a los actos conmemorativos en memoria del Holocausto, mientras comenzaba en el palacio de la Zarzuela la segunda ronda de conversaciones del rey con los partidos para la formación del Gobierno, después de que Rajoy declinara la petición que le hizo al concluir la primera.
Sánchez descartó así el apoyo de los socialistas a una investidura del PP y insistió en que tratará de conformar un gobierno. “Lo que nos están pidiendo millones de españoles es que el PP deje de ser gobierno, que regeneremos la vida democrática en el país, y voy a tender la mano a izquierda y a derecha para liderar, en el caso de que así se me pida, una alternativa que regenere la vida democrática en el país”, aseguró el líder socialista.
Así respondió cuando se le ha planteado si el PSOE podría abstenerse para que Rajoy sea investido, como defendió el expresidente Felipe González. Sánchez insistió en que “millones de españoles” quieren que el PP “deje de ser gobierno”, para poner “fin a la corrupción que tanta vergüenza está causando”. “El hedor empieza a ser insoportable”, dijo.
De hecho, avisó a “todas las fuerzas políticas que quieran regenerar la vida democrática” en España de que, para esto, se tiene que “cumplir una condición necesaria” y es que “el PP pase a la oposición”. “Sin el PP en la oposición es imposible regenerar la vida democrática en nuestro país”, insistió.

última oferta
Sánchez rechazó también la propuesta de “entendimiento” que le hizo el jefe del Ejecutivo en funciones ayer, ofreciendo al PSOE apoyo en comunidades y ayuntamientos a cambio de un pacto nacional.
“Desde aquí le digo no, un no rotundo. Con los gobiernos autonómicos, con los gobiernos municipales no se juega” y avisó a Rajoy de que su “desesperación” no puede “llevar también a la instrumentalización” de las instituciones.
A su juicio, el líder del PP “se equivoca” porque “vuelve a hablar de sillones y no de soluciones”. “El señor Rajoy vuelve a pensar que la única solución para España es mantenerse él en el sillón de La Moncloa y yo le digo que no, que Rajoy es parte ahora mismo del problema”, dijo.
Y se mostró dispuesto a explicárselo personalmente si el líder del PP le llama a una reunión. De hecho, y dado que Rajoy le “reprocha” que no se han reunido, Sánchez le ha emplazado a que le llame y “hoy mismo” acudirá a Moncloa.
“Ahora bien, le digo que dialogar es también escuchar cosas que no le van a gustar”, señaló, para después asegurar que lo que vaya a decirle “no le va a gustar” porque va a trasladarle que “tendría que haber dimitido hace dos años cuando mandó ese “sms” a Bárcenas”. Además, le instará a “dar un paso al frente y presentar su candidatura a la investidura”,  aseguró.

Sánchez vuelve a decir “no” a Rajoy y afirma que intentará liderar una alternativa