Parte de los más de 6.000 puntos de carga contra el fuego “ya no disponen de agua”

Un helicóptero durante la extinción del incendio de Cervantes | eliseo trigo (efe)
|

La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, informó de que existen “ciertos problemas” con los más de 6.000 puntos de carga del operativo contra el fuego en Galicia, porque “parte de ellos ya no disponen de agua”.
En su visita a Xinzo (Ourense), Ángeles Vázquez indicó que la problemática de la sequía dificulta la labor del operativo de extinción, ya que supone que hay que tener “un control exahustivo” en los depósitos, porque “no se pueden dejar los puntos sin agua”.
En esta línea, remarca que lleva “mucho tiempo sin llover”, con temperaturas altas y humedad baja. Por ello, pidió la colaboración de ciudadanos y ayuntamientos para la prevención.
Sobre el balance de los fuegos, explicó que tras una “ola” de tres días de incendios entre lunes y miércoles, el jueves mejoró la situación y espera que haya mayor “estabilidad” estos días. Así, sostuvo que “los gallegos no pueden estar condicionados durante el verano por los incendiarios”, por lo que espera que las líneas de investigación abiertas den resultado de manera inmediata.

Parte de fuegos
En el día de ayer bajaban a seis los incendios incluidos en el parte de la Consellería de Medio Rural. Así, al cierre de esta edición no quedaba ningún fuego en activo en la comunidad.
Uno de ellos, el que afectaba a Folgoso do Courel (Lugo) permanecía estabilizado tras afectar a unas 35 hectáreas. En él trabajaron seis agentes, 31 brigadas, 18 motobombas, dos palas, tres aviones y seis helicópteros.
Mientras, otros cuatro se daban por controlados, en Chandrexa de Queixa, Monterrei y Castro Caldelas (Ourense) y en Cervantes (Lugo). Así, en el caso del de Chandrexa la superfie afetada quedó cifrada por Medio Rural en unas 369 hectáreas, mientras que en Cervantes el fuego arrasó unas cien hectáreas, en Castro Caldelas el número aumentaba hasta las 265 y en Monterrei la superficie quemada quedaba situada en las 384 hectáreas.
Por último, alrededor de las once y media de la mañana quedaba extinguido el incendio de Montederramo (Ourense), que se había iniciado el pasado lunes y que afectó a 42 hectáreas, de las cuales 18 son de árboles y 24, de monte raso. En los trabajos de extinción trabajaron ocho agentes, 21 brigadas, doce motobombas, dos palas, cinco helicópteros y cuatro aviones.

Parte de los más de 6.000 puntos de carga contra el fuego “ya no disponen de agua”