A PROPÓSITO, ¿POR QUÉ NO TENEMOS LOS “APROPÓSITOS”?

los apropã³sitos eran parte de la esencia del carnaval coruã±ã©s
|

Esta es una historia, de amor y humor, que se inicia en 1984. El telón se bajó el año pasado, cuando Antón de Santiago compositor, cantante, profesor en el Conservatorio, actor, director teatral y escritor, pone en marcha lo que él llama “un divertimento que canaliza el amor a mi ciudad y a la música”. Son, queridos lectores, malos tiempos para la lírica y los recortes se ceban un día en una biblioteca (la de Monte Alto) y otro día en un festival…

 

SE BAJA EL TELÓN

“En la época de Palau como concejal, –cuenta nuestro entrevistado– nacen los “apropósitos” y se convierten en algo ya tradicional a renovar cada año con naturalidad. Pues bien el pasado año desde el Ayuntamiento no hubo señal alguna y hace un mes, más o menos, me llamó una funcionaria –no el edil o la asesora cultural, no – y ante tan escaso interés, las conversaciones no duraron ni dos minutos”.

 

CIFRAS Y LETRAS

Lo dicho: veintiséis ediciones. Un gasto, hablamos ya en euros, de nueve mil, recaudados entre la taquilla y la aportación municipal.

“¿Participantes? ¡Los que hiciera falta! Y entusiasmados. Por cierto –pide Antón–, quiero una vez más expresar mi agradecimiento por su entrega y su alegria. El mejor premio, con las risas del público, para mí como autor de todo esto…¿Público…? Hombre lo normal era el lleno, incluso en días de partidos de la Champion, que son una competencia importante (risas…)”.

 

MERKEL Y TRECE

Hace un mes nos encontramos en el Palacio de la Ópera y usted ya “se peleaba” con un argumento para esta edición… “Efectivamente”, recuerda Antón: “Se me ocurrió algo así como “Merkel y 13” para argumentar el espectáculo en torno a nuestro papel subsidiario en Europa con la señora Merkel muy en “ordeno y mando” y el trece, en homenaje al año, como signo de la suerte que se puede cambiar”.

 

Y AHORA, ¿QUÉ?

“Ahora, y perdón por si parece una presunción, los apropósitos serán motivo de estudio y, de alguna forma, a través de su recorrido se podrá repasar, estudiar, la historia de la ciudad y el mundo al que pertenecemos… Ahora, yo, a dar el último repaso al libro que acabé estos días”.

 

A FE DO CARBOEIRO

Es la divertida historia de de un joven ( que como dicen enla Costa da Morte) “non é cen por cen”; acólito en la Catedral donde hace de chico para todo y que, su fe de carbonero, le hace vivir mil aventuras… Son, yo he leído algunas, 159 páginas de fino humor, alguna crítica y paisajes muy conocidos.

Un servidor piensa comprarlo. Lo que ya “ni se vende ni se compra” son los “apropósitos” que, de alguna manera era otra de las señas de identidad do Entroido coruñés…Y la han enterrado.

Como a la sardina. Y con sordina.Tras veintiséis representaciones de gran éxito.

 

A PROPÓSITO, ¿POR QUÉ NO TENEMOS LOS “APROPÓSITOS”?