Adiós a Emilia Viñán, una de las primeras taxistas de Galicia y la pionera en Arteixo

Viñán, con el Chrysler 180 que sucedió a su histórico Dogde Dart | ángel paz
|

Emilia Viñán Matos, “A Viñana”, fue una mujer emprendedora y con carácter que en los años 60 se convirtió en una de las primeras mujeres taxistas de Galicia y en la primera del municipio de Arteixo. Natural de de Loureda, hace unos días a los 87 años, dejando dos hijos, tres nietos y seis bisnietos y un gran recuerdo entre la población local, además de los primeros atisbos de empoderamiento femenino en la comarca. Tal y como se recoge en el libro “Crónicas de Arteixo”, de Xabier Maceiras, familiarizada con los motores desde que era pequeña –su padre fundó Transportes Viñán–, aprendió pronto a manejar el volante y a finales de los 50 se apuntó a la autoescuela. Más tarde compraría una furgoneta para vender patatas y legumbres.

A Viñana se quedó con la licencia número 13 de los taxis arteixáns, la que nadie quería por superstición, e inició su trabajo con una DKV. En los 70 cambió el vehículo por un Dodge Dart negro, con el que viajaría a Alemania en el 73 para conocer a su nieta Soraya, nacida en Stuttgart. “Era una mujer echada para delante, muy avanzada a su tiempo. Vino a Alemania ella sola en su coche cuando nací y siempre miró por hacer su ‘peto’, trabajando en lo que fuese”, apunta Soraya.
Arteixo barajó homenajear a Emilia Viñán por el Día de la Mujer, pero su delicada salud lo impidió. Tras dos años encamada y afectada por el Alzheimer, dejó el martes Arteixo para hacer su última carrera. ¡Buen viaje!

Adiós a Emilia Viñán, una de las primeras taxistas de Galicia y la pionera en Arteixo