Alcoa descarta a uno de los dos posibles inversores y fía el futuro de la planta a una negociación bilateral

GRAF7599 AVILÉZ (Asturias), 13/6/2019.- Los miembros del comité de empresa de Alcoa Avilés han emprendido este jueves lo que han denominado "la marcha por el aluminio", a pie hasta Madrid, con la que apuran los últimos esfuerzo

La multinacional Alcoa dio ayer un nuevo giro a la interminable historia para asegurar el mantenimiento de las plantas de A Coruña y Avilés y del empleo, tras anunciar hace meses que cerraba las factorías, descartando a uno de los dos inversores que había hecho una oferta en firme por el complejo asturiano pero que también había visitado el de la ciudad. La supervivencia de la factoría coruñesa depende ahora de que la compañía llegue a un acuerdo con Parter, pues es la única propuesta que queda sobre la mesa. Ante este acontecimiento, el comité de empresa convocó ayer una asamblea para tratar el tema con toda la plantilla en la tarde del próximo lunes. 

Alcoa informó ayer a los representantes de los comités de empresa de las plantas de A Coruña y Avilés de que ya solo queda una posibilidad de traspaso de las instalaciones. La compañía decidió que el fondo alemán Quantum Capital Partners no cumplía con las garantías financieras que había impuesto. 
“A empresa decidiu que non era acorde ás demandas que fixeran de que tiñan que ser solventes e fiables, non cumpliron as súas expectativas”, resumió el presidente del comité en A Coruña, Juan Carlos López Corbacho. La situación no es tan mal vista porque Quamtum simplemente había pasado por las infraestructuras del polígono de A Grela pero no había hecho una oferta por quedarse con ellas ni tampoco lo descartaba al 100%. 

En opinión del representante con una sola firma interesada y considerada apta “non estamos nun escenario de escoller o que máis nos gusta” porque la otra opción sería el despido colectivo. 

El fondo suizo compartió reunión con Alcoa insistiendo en que le interesa adquirir el conjunto y, de hecho, el lunes y el martes se encontrará con representantes de la Xunta y del Principado para buscar que ambas ayuden a “potenciar su proyecto industrial”, si bien al cierre de esta edición no se había aclarado en qué día concreto estarán con los políticos gallegos.

Aprobación de la plantilla
De hecho, según fuentes de la multinacional, el inversor que queda en plenas negociaciones incluso ve posible recuperar la producción de aluminio primario. En paralelo a este anuncio, los trabajadores han sido convocados a un nuevo encuentro de la Comisión de Seguimiento del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) el miércoles y el jueves habrá una reunión con el comité europeo. 

Al parecer, en los dos casos se pedirá a todos los operarios que muestren su conformidad a la operación de venta. No obstante, a día de hoy no hay ninguna operación cerrada.  Con independencia de ello, el presidente del comité lamentó la falta de presencia del Ministerio de Industria en estas últimas semanas. 

“Somos moi críticos porque non o estamos vendo e tería que terse sumado” para ver la evolución que sigue la posible transferencia de los complejos industriales. Después de todo, el departamento del Gobierno central –junto con la Xunta y el gobierno del Principado de Asturias– habían asegurado que iban a conseguir la regulación del precio de la electricidad para que las electrointensivas pudieran ser más competitivas. 

Igualmente, se demanda que se blinden las garantías de empleo  y el proyecto industrial, por lo que también dijeron haber echado de menos que hubiese representantes de la Xunta más pendientes del contexto actual.

Los propios empleados de la factoría de A Grela tendrán su momento para debatir la situación en la tarde de este lunes, cuando “matizaremos algunhas cousas”. Así lo aclaró el presidente del comité, que cree que hay que acordar una visión común para todos los encuentros que habrá a lo largo de la semana. 

Dos vertientes de actuación
Mientras se daban esos pasos en Madrid, los trabajadores de la planta de Avilés seguían con su caminata reivindicativa hacia Madrid para exigir “una solución definitiva” a su conflicto para mantener la actividad empresarial y sus empleos más allá del 30 de junio. 

El comité de empresa de la factoría coruñesa no se sumó a esta actividad y de momento no se conocen nuevas acciones de movilización, dado que esperan que se concrete la inversión que queda sobre la mesa. No obstante, López Corbacho advirtió que si la venta de la planta “resulta un fiasco buscaremos e sinalaremos aos culpables”.

Alcoa descarta a uno de los dos posibles inversores y fía el futuro de la planta a una negociación bilateral

Te puede interesar