Las licitaciones y los ingresos en 2016 marcan un punto de no retorno en la evolución del Puerto

Un petrolero averiado atracó en Punta Langosteira el pasado mes de diciembre | javier alborés
|

El ejercicio en curso marcará un hito a nivel de tráfico de cruceros y de cruceristas pero también 2016 pasará a la historia de la Autoridad Portuaria como un año bueno en el que se marcó una inflexión hacia el futuro con la finalización de unas obras y la licitación de algunas de las actuaciones pendientes, que ha continuado en estos meses, así como por el éxito de operaciones en el Puerto Exterior de Punta Langosteira.
El complejo portuario coruñés puede presumir de haber cerrado un 2016 con unos buenos resultados. Y así se refleja en la memoria relativa al pasado ejercicio, en la que el director del Puerto, Juan Diego Pérez, hace un repaso a los resultados económicos. El representante asegura que la cifra neta de negocio fue de 27,65 millones de euros, lo que implicó un crecimiento del 2,6% en relación al año anterior. Pese a que los beneficios fueron reducidos, como ya habían comentado con anterioridad, Pérez recuerda que se ingresaron 220.000 euros “registrando la entidad beneficios cinco años antes de lo previsto”.
 

Más de 1.200 buques
Las actuaciones para ir adaptando la infraestructura a la imagen final que debe tener –con todo tipo de posibilidades para las compañías que allí operan y las que se irán incorporando– también formaron parte de la hoja de ruta de 2016. En este caso, el director destaca la conclusión de las obras del contradique “con lo que ya puede considerarse finalizado definitivamente el abrigo y la configuración exterior de la nueva dársena”.
Igualmente se trabajó en un nuevo muelle de 300 metros cuadrados que se entrega este verano, casi en paralelo a la licitación de otra zona de atraque que vendrá a conectar las dos áreas existentes hasta ahora.
Tanto las obras como los ingresos han permitido a la infraestructura seguir evolucionando, tanto en su parte urbana como en Langosteira. En total se movieron 1.209 buques con mercancía, lo que implicó una subida del 6,8%. En lo que respecta a la instalación creada lejos de la ciudad, la institución registró 145 escalas de operaciones comerciales, así como una entrada para reparar un petrolero averiado ya en el mes de diciembre. Aquí el incremento fue mucho mayor en relación a la etapa de referencia en 2015.
En este contexto de buenas noticias, el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, recordó que la Administración “ha asumido retos de gran envergadura” y que pretende “ser una palanca dinamizadora de la creación de riqueza y empleo de calidad en su área de influencia”. No obstante, para seguir esa senda llama al “equilibrio y la coherencia de todos los actores”, en una clara alusión a los desencuentros con el Ayuntamiento.

Las licitaciones y los ingresos en 2016 marcan un punto de no retorno en la evolución del Puerto