El comité de Alvedro advierte de que los desvíos restarán pasajeros potenciales

13 octubre 2015 / 14 octubre 2015 página 3 / 19 noviembre 2015 página 7 A Coruña.- El Aeropuerto de Alvedro afronta una serie de reformas y reestructuraciones en todas las instalaciones y la direccion ha decidido darle voz a los ciuda
|

Alvedro afronta nuevas obras de mejora pero apenas pasa un día sin que vuelva a salir a debate la necesidad de ayudas al aterrizaje por la cabecera sur. Los tres desvíos registrados el domingo, que afectaron a alrededor de 800 personas –entre los que viajaban a bordo y los que esperaban la llegada de la aeronave para tomar su vuelo–, han impulsado al comité a advertir de que más allá de los propios perjudicados la política que sufre el aeródromo resta usuarios potenciales para un futuro. También se pone en tela de juicio la viabilidad de una infraestructura con tan poco atractivo para la implantación de nuevas aerolíneas y los gastos extra que deben pagar las compañías que ya operan desde A Coruña cada vez que se ven obligadas a variar su rumbo.
La meteorología parece haberse aliado con los detractores de Alvedro en los últimos meses, puesto que las condiciones adversas restaron un número importante de viajeros al aeródromo en febrero y este mes también se han producido desvíos. 
Sin ir más lejos, el domingo 800 individuos tuvieron que ser trasladados entre A Coruña y Santiago y viceversa por la imposibilidad de aterrizar aquí. La situación la fue comunicando la plataforma de apoyo Alvedro, vuela más alto en Twitter. “Cada vez que hai un desvío hai una reducción de posibles futuros pasaxeiros para Alvedro”, afirmó ayer el presidente del comité, Justo Pérez, que considera que esta premisa es “indubidable”. 
Además de hacer un flaco favor a la imagen que los afectados se llevan de la infraestructura, mucha gente que se proponía viajar desde la terminal cambia de planes y se organiza desde Santiago para tener mayores garantías. Para los trabajadores “a AENA lle importa pouco o que é o perigo máis grande: a perda de usuarios por falta de confianza”.
Lo mismo pueden ocurrir con la oferta. Según Pérez, si firmas que aún no están presentes aquí ven todas las dificultades que hay para aterrizar descartarán por completo instalarse. 
Las modificaciones de las rutas a Santiago “día si, día tamén” hacen mella en las aerolíneas que trabajan desde hace muchos años en el aeropuerto: léase Vueling, Iberia o Air Europa, pues curiosamente Tap Portugal no suele tener ningún problema para realizar las maniobras.
“Están a sufrir un dano económico porque teñen que fletar autobuses e ao final imos resultar menos atractivos porque acabará por non compensarlles traballar dende A Coruña”, avisa Pérez. En algunos círculos incluso se especula con la motivación de una visita relámpago de un alto cargo de una empresa a la ciudad la semana pasada. 
El comité se limita a recordar que la variación a la baja del balance de febrero con respecto al año pasado  se debió sobre todo a la imposibilidad de que los aviones toquen tierra por la cabecera sur (o 03) cuando el tiempo no acompañada por la norte. 
“Sorprende que non haxa unha resposta máis contundente por parte da dirección; o que nos preocupa é que ninguén da unha solución”, incide el representante de la plantilla, que recuerda que urgen los sistemas de aproximación vía satélite planteados incluso por Enaire.

El comité de Alvedro advierte de que los desvíos restarán pasajeros potenciales