Feijóo se prepara para afrontar una legislatura que prevé “dificilísima”

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24/08/2020.- El Presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Santalices se reúne con Alberto Núñez Feijóo del PP de Galicia para comunicarle que es el canditado a la investidura como presidente de la Xun
|

El presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo, a las puertas del inicio oficial del nuevo curso político asumió ayer que la legislatura que comienza será “dificilísima” por lo complicado de gestionar una crisis sanitaria que -advirtió- no puede causar otra en el plano social y económico.

El presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices, designó ayer como candidato a la investidura a Núñez Feijóo, que emprenderá su cuarto mandato al frente de la Administración autonómica a partir del día 3 de septiembre.

Para esa fecha está fijada la votación final de una sesión de investidura en la que el presidente gallego tiene garantizada su reelección al contar con el apoyo de los 42 diputados del grupo del PPdeG, mayoría absoluta de una Cámara conformada por 75 escaños y en la que también están representados BNG (19) y PSdeG (catorce).

Núñez Feijóo acudió a mediodía de ayer al Pazo do Hórreo para reunirse con Santalices precisamente después de que, a lo largo de la mañana, el presidente del Legislativo gallego mantuviese conversaciones con cada uno de los portavoces de los grupos parlamentarios para decidir el candidato a la investidura.

 

Mano tendida a la oposición

Tan solo el PPdeG, a través de su portavoz parlamentario Pedro Puy, propuso un candidato, el ya mencionado presidente en funcione. Puy tendió la mano a los dos grupos de la oposición en el Legislativo gallego para que sean partícipes de una legislatura en la que espera que se mantenga la predisposición para los “grandes acuerdos” mostrada por todos los partidos durante la campaña.

Feijóo, tras un encuentro de algo menos de media hora con Santalices, compareció ante los medios para trasladar que afronta “un momento clave” en su vida personal y política.

“No es muy común poder afrontar un cuarto mandato y mucho menos de forma consecutiva”, declaró Feijóo, que aseguró que los ciudadanos gallegos serán el “objetivo central” de su actividad política en los próximos cuatro años.

“La cuarta legislatura empieza con mascarilla y queremos finalizarla sin esa máscara que imposibilita hablar de las cuestiones que teníamos previsto hace solo unos meses”, afirmó el presidente en funciones, que lamentó tener que aparcar proyectos económicos y sociales ante las eventualidades causadas por el virus.

Núñez Feijóo incluso llegó a equiparar la situación actual con la vivida con su llegada al Gobierno gallego en 2009, en plena recesión económica y con el país al borde de la intervención.

Y se comprometió a aportar “estabilidad” y experiencia de gobierno a lo largo de los próximos meses y expresó sus deseos de que el próximo debate de investidura sea “constructivo” y dé pie a un Gobierno y a un Parlamento que, oposición incluida, trabajen de forma coordinada “por una Galicia que sea capaz de hacer frente a la pandemia y que evite los profundos efectos en la economía y en el ámbito social” de la misma.

A la espera de nombrar Gobierno para la Xunta una vez que se formalice su investidura, Feijóo destacó que los populares cuentan con “personas que conocen Galicia y con experiencia de Gobierno”.

Una vez investido, Feijóo tomará posesión de su cargo el sábado 5 de septiembre.

Feijóo se prepara para afrontar una legislatura que prevé “dificilísima”