El capitán del “Baltic Breeze” declara que redujo la velocidad antes de chocar

GRA332. VIGO, 07/04/2014.- El capitán del buque mercante "Baltic Breeze" a su llegada esta tarde al juzgado de instrucción numero 7 de Vigo, donde prestará declaración en relación con el naufragio del pesquero Mar de Mar
|

El capitán, el segundo oficial y el vigía del Baltic Breeze declararon el pasado lunes ante la jueza de Instrucción 7 de Vigo que el buque mercante redujo la velocidad antes de abordar al “Mar de Marín” al percatarse de que había riesgo de colisión.
Fuentes judiciales detallaron que los tripulantes del buque de transporte de vehículos indicaron a la juez que no les dio tiempo de maniobrar cuando vieron que el pesquero se interponía en su camino, y que entre las medidas que adoptaron, una fue reducir la velocidad.
Las otras medidas fueron, según las mismas fuentes, hacer señales sonoras y luminosas, pero no aquellas que están indicadas en el reglamento de navegación para prevenir abordajes.

Cinco pitadas rápidas
Este reglamento internacional indica que para prevenir un abordaje, cuando por cualquier causa un buque no entienda las acciones o intenciones del otro o tenga dudas sobre si está efectuando la maniobra adecuada, se deberá emitir por lo menos cinco pitadas cortas y rápidas, que se pueden completar con una señal luminosa. La tripulación dijo a la juez que hicieron señales lumínicas y acústicas indiscriminadas.
En el mismo reglamento hay otra medida que la tripulación del “Baltic Breeze” admitió no haber adoptado: contactar con el pesquero para advertirle de que su rumbo no era el adecuado. Tampoco contactaron con la torre de control de tráfico del puerto de Vigo, ni siquiera cuando oyeron el nombre del “Baltic Breeze” en la conversación que aquella mantenía con el “Mar de Marín”, que no entendían porque hablaban en español.
La declaración ayer del capitán, en condición de imputado, del segundo oficial y del vigía del “Baltic Breeze” en los juzgados de Vigo se prolongó por casi cuatro horas.
Fuentes judiciales detallaron que al capitán no se le imputa ningún delito y que si se procedió de este modo fue para que pudiese ir acompañado de un abogado y por garantizar sus derechos en caso de que de la instrucción se desprendiese que tuvo alguna responsabilidad.
Los otros dos tripulantes comparecieron ante la magistrada en calidad de testigos.
La operadora del mercante, Wallenius Marine Singapur, destaca que la declaración se alargó por las “laboriosas tareas” de traducción ya que la tripulación es asiática, y que nada más concluir regresaron al mercante para partir a las 21.30 horas a Argelia.
Asimismo, hizo hincapié en que la jueza no adoptó medidas cautelares, “ya sea en contra de los miembros de la tripulación o en contra de la nave”.
Con todo, la operadora y la tripulación “estarán, por supuesto, a disposición del tribunal para cualquier aclaración adicional del incidente o para prestar cualquier ayuda que puedan dar”.
Por ultimo, la operadora y la compañía del flete del “Baltic Breeze” expresaron sus condolencias a las familias de los tres fallecidos y los dos desaparecidos en el naufragio.
Las labores de búsqueda se intensifican hoy al haber transcurrido nueve días desde el naufragio y al manejarse la posibilidad de que los cuerpos puedan subir a superficie.

El capitán del “Baltic Breeze” declara que redujo la velocidad antes de chocar