Toca reinventarse con los patrocinadores

Abanca es el gran patrocinador del deporte gallego | efe
|

Los clubes de Primera se han visto obligados a reinventar las relaciones comerciales con sus patrocinadores y marcas que dan apoyo a la entidad debido a la pandemia del coronavirus en un escenario sin fútbol, sin espectadores ni con las ruedas de prensa habituales.

Antonio Alegre, director de marketing y comercial del Espanyol, explica la transformación de su política: “Nuestra vocación siempre ha sido la de adaptarnos a las peticiones y necesidades de cada patrocinador. Hemos tenido que reinventar la relación por el coronavirus y seguir dando visibilidad a sponsors”.

El responsable del área de marketing reconoce que han tenido que “agudizar el ingenio” y aprovechar las “propuestas digitales” en un escenario excepcional. “Nuestra voluntad es conseguir la mayor exposición para club y patrocinadores. El aficionado sigue necesitando fútbol y ver que su equipo es activo”, ha reflexionado.

Los patrocinadores de la entidad blanquiazul no encienden las alarmas. Matteo Buzzi, director general de Miró, no se ha mostrado especialmente preocupado por la nueva situación: “Realmente no miramos el retorno sobre la inversión en detalle. Lo importante es la óptica a medio y largo plazo y fortalecer nuestra relación”. Por su parte, Elodie Oliveira, director comercial de Kelme, ha reconocido que han perdido “visibilidad”, aunque también apuesta por una actitud constructiva. “En tiempos difíciles, los objetivos cambian. Nos volcamos para ayudar a los que más lo necesitan a través de acciones de responsabilidad social corporativa”, ha dicho.

 

Ejemplos

En cuanto a iniciativas concretas, el Espanyol ha puesto en marcha cafés virtuales con futbolistas del Femenino, así como sorteos de productos, como explican desde Miró. Kelme, por su parte, afirman que está llevando a cabo preguntas sobre la historia de los clubes que patrocinan en redes sociales, con muy buena acogida.

Todas las partes afrontan esta situación como una oportunidad. “Nuestros seguidores en las redes están creciendo. Seguramente esto sea el principio de una nueva realidad”, comenta Alegre. “La crisis que vivimos va a cambiar el mundo”, apunta Oliveira. En Miró sienten que la relación con el club “es más fuerte que nunca”.

Toca reinventarse con los patrocinadores