La Xunta habilita un nuevo acceso al centro de Infantil de O Carregal

|

El Centro de Educación Infantil de O Carregal dispondrá de un nuevo acceso tal y como demandaron la comunidad escolar y el Ayuntamiento de Betanzos. Las obras, en fase de ejecución, se desarrollan en el ala posterior del edificio, donde también se están instalando juegos infantiles, una reivindicación igualmente del Gobierno de García Vázquez y el ANPA Brigantium. 
Esta intervención se centra en la construcción de una nueva entrada mediante una rampa y,  aunque se trata de una actuación “simple” a primera vista, el alcalde reconoció que es una obra que tiene “una cierta complejidad técnica”.
El primer edil brigantino valoró que la Consellería de Educación atendiese la petición realizada tanto desde el consistorio como desde la dirección y la asociación de padres, ya que es una obra “que mejorará la seguridad, y que permitirá que los niños accedan al centro escolar por dos lados y que no se concentren todos en una misma zona”, en la avenida de Fraga Iribarne.
Además del nuevo acceso, la Xunta mejorará los equipamientos de esta infraestructura, inaugurada hace un año, con la colocación de juegos infantiles, otra petición formulada desde Betanzos que no fue incluida en el proyecto inicial de O Carregal.
En cualquier caso, a pesar de la importancia que para el colegio y los alumnos tienen estas dos actuaciones, el alcalde y los representantes de la comunidad escolar continúan a la espera de mantener una reunión con responsables de Educación de la Xunta para insistir en la necesidad de que se programen otras “obras que son también  necesarias” y que en su momento tampoco fueron previstas como “la construcción del patio cubierto”, al margen de que el centro sea un colegio independiente y no un “aulario”, como es ahora,  dependiente del Vales Villamarín. 
“Creemos que el patio cubierto sigue siendo una necesidad y que la Educación debe programarlo entre sus obras prioritarias para completar las instalaciones de Betanzos”, explicó el alcalde que espera que la Xunta programe también las mejoras pendientes para el colegio Vales Villamarín. Para ello, deberá  reservar las partidas económicas necesarias para abordar el acondicionamiento de la cubierta, y la renovación del mobiliario, las puertas y las ventanas en un edificio que “necesita una remodelación”, pues se levantó en los años 70.

La Xunta habilita un nuevo acceso al centro de Infantil de O Carregal