La playa de Oza suspende por segundo año consecutivo la prueba para la bandera azul

Copia de Sin título-1
|

Con la proximidad de la temporada de baño, se acerca el momento de izar las banderas azules. Estas famosas señales las concede la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) y la Fundación Biodiversidad, siguiendo un estricto parámetro que incluye la limpieza en los arenales, presencia de un número adecuado de socorristas o un buen nivel de accesibilidad, así como calidad de las aguas. Y este año la playa de Oza no lo ha cumplido. En realidad, este arenal es un repetidor, porque el año pasado tampoco se le concedió la bandera azul.
Los expertos apuntan a que su condición de playa portuaria la hace especialmente sensible porque en cualquier momento se puede producir un pequeño vertido procedente de los astilleros que arruine la calidad de las aguas, aunque sea de forma puntual. Lo que es más: una vez se pierde la enseña, como en el caso de Oza, es muy difícil recuperarla, puesto que los técnicos de Adeac suelen realizar más de una cata (en realidad, hasta tres), para comprobar la pureza de las aguas, mientras que si cuenta con el distintivo solo se hace una comprobación. “Sobre todo, depende del día en el que los técnicos recojan las muestras, porque si tienes mala suerte y hay un sentinazo se echa todo a perder”, señalan las mismas fuentes, que añaden que hay que tener en cuenta que el que una playa no tenga la bandera azul no significa que no sea apta para el baño, puesto que  la Consellería de Sanidade realiza sus propias catas. Además, hay que recordar que A Coruña cuenta con las ISO 14.000, la certificación de calidad de la Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor).
La famosa enseña solo significa que la calidad de la playa es excepcional. A pesar de ello, Oza sigue siendo un arenal muy popular, en parte por su cercanía a barrios como O Castrillón y en parte porque se encuentra muy a resguardo de la marea y de los vientos, precisamente por ser una playa portuaria. En cambio, Santa Cristina, que se encuentra separada de Oza tan solo por la ría, sí ha conseguido su bandera azul.

municipios
Aun así, el municipio de Oleiros mantiene el mismo número de arenales con el codiciado distintivo (Bastiagueiro, Mera, Espiñeiro y la propia Santa Cristina) que A Coruña (Riazor, Orzán-Matadero, San Amaro y As Lapas). Arteixo sigue siendo el municipio “abanderado” por excelencia, con siete arenales y Miño mantiene tres (A Ribeira, Grande y Perbes). Así que, en total, el área metropolitana cuenta con 18 banderas azules en su litoral.
De esta lista queda excluida Sada, algo que también está dentro de lo habitual, puesto que su playa suele sufrir continuos vertidos. De lo que sí puede enorgullecerse este municipio es de su Club Náutico, que vuelve a contar con su propia bandera azul, que avala que las embarcaciones dispondrán de unas buenas  instalaciones. A la del Club Náutico se suma la distinción otorgada también a Marina Sada. Lo mismo puede decirse de los dos puertos deportivos con los que cuenta la ciudad herculina, el Real Club Náutico y la Marina, que también mantienen la bandera de la Aedac.

A Coruña

La playa de Oza suspende por segundo año consecutivo la prueba para la bandera azul