La afición está que muerde

El estadio municipal de Riazor amanecía ayer con una pintada dirigida a los jugadores del Deportivo, goleados (6-0) por el Atlético de Madrid, con la leyenda: “Vergoña, non deixaremos que nos afundades”.

El texto está firmado por los Riazor Blues y lucía en la fachada de la grada de tribuna del estadio blanquiazul, donde el próximo lunes el Deportivo recibirá al Valladolid en un partido en el que podría estar en juego el puesto del entrenador deportivista, José Luis Oltra.

 en la red
Las calificaciones en internet hablan de “vergüenza” por la derrota en Madrid

Los futbolistas pudieron ver la pintada de madrugada cuando regresaron en autobús desde el Vicente Calderón, donde sufrieron la octava derrota de la temporada, que les ha llevado al último puesto de la clasificación.

 

enfado monumental

En las últimas horas los aficionados se han ido calmando un poco pero se nota el enorme enfado que hay en el deportivismo.

Las redes sociales ‘echan humo’ desde que finalizó el encuentro en el estadio Vicente Calderón. Se puede leer de todo, desde “humillación” a “vergüenza” pasando por que “no se puede jugar con el corazón de miles de aficionados”.

 en la radio
Los comentaristas son unánimes en que se necesita un cambio radical

Se especuló en la mañana de ayer con la posibilidad de que varios aficionados se trasladasen a Abegondo para mostrar su disconformidad con el momento que vive el Deportivo pero, finalmente, nadie se acercó a recriminar nada a los jugadores.

Sólo la pintada que apareció en Riazor, hecha de madrugada, recordó a los futbolistas y al cuerpo técnico el enorme malestar que hay entorno a la situación.

Lo mismo se puede decir de los comentaristas en las emisoras de radio locales. Exdeportivistas, entrenadores en activo y con una carrera pasada a sus espaldas, valoraron en las ondas el rendimiento del equipo con tajantes frases sobre lo que le ocurre al Deportivo cuando compite (o no compite).

 en la pared
La pintada de los Blues fue vista por los jugadores a su regreso por la noche

El caso es que la mejor medicina para curar el malísimo momento de la entidad sobre el terreno de juego se llama victoria y ha de llegar el próximo lunes ante el Valladolid.

Si se consiguen los tres puntos en juego se calmarán los ánimos de una afición que no tiene nada que demostrar y está en su perfecto derecho de ‘jurar en chino’ ya que el Deportivo necesita un cambio que, de momento, no se ha obrado, y el tiempo juega ya en contra.

encuesta dxt                                                     los aficionados reparten culpas entre lendoiro, oltra y los jugadores en el perfil dxt de facebook

El 81% de los 339 internautas consultados por este periódico hasta que se cerró la encuesta considera que las culpas han de repartirse por igual en el momento que vive el Depor, si bien un 38% acusa a Lendoiro directamente de la situación y un 14% a Oltra. El 29% cree que la responsabilidad es de directivos, técnicos y jugadores.

La afición está que muerde

Te puede interesar