Cameron revela que la reina Isabel “ronroneó” de felicidad tras la victoria del “no” en Escocia

PA135 COLERAINE (REINO UNIDO) 25/06/2014.- La reina Isabell II de Inglaterra visita al ayuntamiento de Coleraine en Irlanda del Norte hoy, miércoles 25 de junio de 2014, durante su visita a Irlanda del Norte. EFE/Paul Faith
|

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, afirma en unas imágenes divulgadas ayer por la cadena británica BBC que sintió “alivio” cuando le transmitió a la reina Isabel II la noticia de que el “no” se había impuesto en el referéndum sobre la independencia de Escocia, y que la monarca “ronroneó” de felicidad.
Las cámaras captaron a Cameron, de visita en Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU, mientras conversaba con el exalcalde de esa ciudad Michael Bloomberg. “La definición de alivio, cuando eres el primer ministro del Reino Unido, es llamar a Su Majestad la reina y decirle ‘Su Majestad, todo está bien’”, explicó el “premier” británico a Bloomberg en esa conversación.
La reina “ronroneaba al otro lado de la línea, nunca había oído a nadie tan feliz”, añadió.
El primer ministro británico afirmó además que las encuestas, que días antes del plebiscito vaticinaban una mínima ventaja del “no” a la independencia, “nunca debieron ser tan ajustadas”. “He dicho que quiero encontrar a esas compañías de sondeos y denunciarlas por las úlceras de estómago que he sufrido a raíz de lo que me han hecho pasar. Estaba muy nervioso”, admitió Cameron.
Si bien dos semanas antes de la votación una encuesta elaborada para el “Sunday Times” pronosticaba una victoria del “sí”, finalmente un 55% de los electores votaron a favor de la unión, mientras que el 45% lo hizo por la independencia.
La reina Isabel II, que pocos días antes del plebiscito subrayó su papel “imparcial” en el proceso, afirmó tras conocerse el resultado que Escocia debe mantenerse ahora unida en un “espíritu de apoyo y respeto mutuo”.
Mientras, el británico Robert Smith, encargado por el Gobierno de David Cameron de hacer una propuesta para ampliar la autonomía de Escocia, se reunió ayer por primera vez con los partidos de la región para recoger sus puntos de vista. Durante una visita al Parlamento de Edimburgo, Smith de Kelvin urgió a las formaciones escocesas, que tienen diferentes prioridades, a mostrar “coraje y compromiso” para llegar a un acuerdo.
Las formaciones representadas en el legislativo autónomo son el Partido Nacionalista Escocés (SNP) –con mayoría absoluta–, el Partido Conservador Escocés, el Partido Liberal Demócrata Escocés, el Partido Laborista Escocés, y el Partido Verde Escocés.
El empresario preside la llamada Comisión de Devolución para Escocia, que debe recoger la opinión de los partidos y la sociedad escoceses a fin de presentar un informe sobre qué competencias querrían ver transferidas.

Cameron revela que la reina Isabel “ronroneó” de felicidad tras la victoria del “no” en Escocia