La crisis se ha cobrado la cuarta parte de los empleos de Sabón

La Caixa y la asociación de empresarios colaborarán en la inserción de personas en riesgo de exclusión quintana
|

  Aunque el polígono de Sabón no ha experimentado un cierre de empresas muy pronunciado, desde que comenzó la crisis, las industrias han despedido o no han renovado el contrato a 1.500 personas, la cuarta parte de los trabajadores del parque.

Inditex es la única que no ha reducido su plantilla, a pesar de que en sus instalaciones trabajan la mitad de los contratados del polígono, 3.500 personas.

A pesar de esta situación de recesión, el presidente de la asociación de empresarios de Sabón, Manuel Rivas, firmó ayer un convenio de colaboración con La Caixa para fomentar la contratación de personas en riesgo de exclusión como jóvenes en situación de vulnerabilidad, parados de larga duración, víctimas de violencia machista, inmigrantes o personas con algún tipo de discapacidad.

“Los empresarios somos los primeros en querer colaborar en crear empleo, es el fin de cualquier empresario”, expone Rivas que destaca la colaboración con este tipo de obras sociales.

 Inserción > Una actuación a través de la cual, La Caixa ha insertado a un millar de personas y ha llegado a 600 empresas en todo el territorio nacional y en Marruecos. Además, el objetivo es que estas personas logren un empleo ordinario, alejado del protegido. “Dende a nosa organización logramos un 30% de inserción. Iso demostra que estas persoas poden traballar e para nós é moi importante poder acceder ás bases de datos de emprego dun centenar de empresas como as que hai en Sabón”, explica Antonio Hernández, gerente de Feafes (Federación de Asociacións de Familiares e Persoas con Enfermedad Mental).

José Manuel López, de La Caixa, apunta que el 40% del presupuesto de la fundación va a parar a este proyecto, que es “propio” de la entidad.

Este porcentaje se traduce en 500 millones de euros. Un presupuesto que “non se reduxo nos últimos catro anos a pesares da crise”, destaca López que además, afirma que esta iniciativa “é irrenunciable” para la fundación.

La crisis se ha cobrado la cuarta parte de los empleos de Sabón