LaLiga y la RFEF sí piensan ahora en las suspensiones

|

A buenas horas LaLiga y la Federación Española de Fútbol se han acordado de plantear en el protocolo de la COVID-19 soluciones en el caso de que se suspendan partidos como pasó con el Deportivo-Fuenlabrada de la última jornada de la temporada pasada. Como se dice en Galicia, “non foi sen tempo”.

La RFEF y LaLiga se reunieron, según informaron ayer la patronal y el ente federativo, para acordar las normas vinculadas con las potenciales consecuencias o derivadas de la Covid en las Normas y Bases de competición, que serán elevadas para su ratificación a la Comisión Gestora de la RFEF y a la comisión delegada de la LNFP hoy.

Ambas instituciones han enviado la misma nota de prensa anunciando que “estas medidas pretenden introducir una salvaguarda de modificación de las normas de competición en el supuesto de que las circunstancias derivadas de la pandemia así lo requirieran”.

En concreto, se fijan unas reglas “para definir los estadios alternativos de cada equipo para los supuestos en que no pudieran disputarse lo encuentros en sus propios estadios”.

También “se modifican las reglas de jugadores mínimos habilitados de la primera plantilla y del conjunto del equipo para poder disputar los encuentros”. Sobre eso, cabe recordar que el Deportivo presentó una reclamación por alineación indebida del Extremadura en la antepenúltima jornada del campeonato, una cita en la que, además, el conjunto extremeño también hizo una convocatoria irregular, con más jugadores de las categorías inferiores de lo que se establecía en el reglamento, por las bajas que presentaba.

De igual modo, Liga y Federación “fijan los criterios para el aplazamiento de los partidos y las consecuencias competitivas en el supuesto de que no se puedan disputar los mismos”. Algo en lo que no habían caído hasta que pasó lo del Fuenlabrada, un brote de coronavirus que obligó a suspender el partido de la última jornada con el Deportivo. Esa fecha del calendario se tenía que haber disputado en horario unificado, como establecía una circular de la Federación, pero este ente, LaLiga y el Consejo Superior de Deportes acordaron aplazar únicamente el choque de Riazor vulnerando el principio de igualdad de la competición.

Playoff

Además, “se acuerda un modelo diferente del playoff en el supuesto de que no pudiera disputarse mediante el sistema establecido a doble partido”. Igualmente, “se fija la posibilidad de sustituir a los miembros del cuerpo técnico y se acortan los tiempos previos de llegada de los equipos a los estadios”.

Pese a existir algunas diferencias de criterio entre la RFEF y la LNFP en algunos aspectos puntuales, ambas partes entienden que “en estos momentos es imprescindible un acuerdo que facilite el inicio de la competición”. l

LaLiga y la RFEF sí piensan ahora en las suspensiones