La gran banca gana 3.800 millones hasta marzo, un 56 por ciento más

02 febrero 2013 página 37 / 11 junio 2013 página 33 / 03 septiembre 2013 página 32 / 01 noviembre 2014 página 36 / 18 diciembre 2014 página 32 / 31 enero 2015 página 30 MADRID, 01/02/2013.- El presidente del Banco
|

La gran banca española ganó casi 3.800 millones de euros en el primer trimestre de 2015, un 56 por ciento más que un año antes, según apuntan las estimaciones del consenso del mercado, que, no obstante, se tendrán que verificar en los próximos días, cuando la entidades que faltan presenten sus cuentas.
En concreto, hoy, Bankia publicará sus resultados correspondientes al primer trimestre de 2015, con unos beneficios que podrían alcanzar los 236 millones, un 26,9 por ciento más que hasta marzo de 2014, a juicio del consenso de los analistas.
Ya mañana, será el grupo Santander quien dé a conocer sus cuentas al mercado, que en consenso, espera que la entidad que preside Ana Patricia Botín gane unos 1.670 millones de euros.
Un resultado que sería superior a los 1.303 millones que ganó entre enero y marzo de 2014.

beneficios
No obstante, los analistas de Renta4 prevén que el beneficio del Santander se eleve por encima de los 1.700 millones de euros, lo que supondría un incremento del 31 por ciento respecto al año anterior.
El último en presentar resultados será el Banco Popular, que lo hará el jueves. Los expertos esperan que la entidad publique unos beneficios de 85 millones, una ganancia que sería superior a los 63 millones de 2014, cuando el banco ya ha realizado provisiones netas por 385 millones.
La pasada semana otras dos entidades que pertenecen a la gran banca española ya han presentado sus cuentas al mercado.
La primera ha sido CaixaBank, que ha duplicado su beneficio en el primer trimestre de este año, hasta los 375 millones de euros, tras la incorporación del negocio minorista de Barclays en España, cuya adquisición formalizó el pasado enero.
Igualmente, el Banco Sabadell ha anunciado ya que en entre enero y marzo ha obtenido un beneficio neto de 174,6 millones de euros, un 115,2 por ciento más que en 2014, una vez aplicada la nueva normativa contable y tras haber destinado 906,5 millones a provisiones.
Ambas entidades han destacado que este primer trimestre del año ha estado caracterizado por la positiva evolución de los recursos de clientes, y un mayor dinamismo en la demanda de crédito.

La gran banca gana 3.800 millones hasta marzo, un 56 por ciento más