El libro se recuerda en bicicleta, con cuentacuentos y talleres infantiles

El Ideal Gallego-2017-04-23-011-96976359
|

En bicicleta, en forma de cuentacuentos o con pinturas en ristre, los coruñeses le rindieron homenaje al libro en la víspera de su día con actividades, que llevaron a muchos a calzarse los botines para recorrer la ciudad sobre dos ruedas. La Biblioteca Verde partió del Cantón Pequeño con una tropa de adeptos que decidieron rendirle tributo a su vehículo favorito y a las historias con tapas al mismo tiempo. Bajo cubierta, en la González Garcés, la compañía Trinke Trinke hizo su versión particular del clásico “La ratita presumida” para subir a los padres al escenario en una jornada donde Durán Loriga recordó a Maruja Mallo, la surrealista más olvidada. De ahí, la necesidad de situarla en el lugar correcto. 
Los niños que participaron en el taller se encargaron de ello y mientras las localidades de Betanzos, Arteixo y Cambre amanecieron con una lluvia de libros, los que repartió la Diputación, Curtis se prepara hoy para recibirlos a las 12.00 horas aprovechando la feria del ganado. 
El día grande se perfila con descuentos del 10% en la librería Arenas. El local abrirá para celebrar la efeméride con la firma a las 13.00 horas de Chema Paz Gago, que estará con “El octavo arte. La moda”. Además, los que realicen una compra superior a los 25 euros, se llevarán una publicación de Arenas de regalo. 
Por otra parte, en Berbiriana, el Día del Libro tendrá forma de obradoiro de escritura a las 12.00 horas. A las 13.00 horas, Chus Leirachá leerá a Delibes y a las 17.00, Sira González escogerá a Fulgencio Argüelles. A las 18.00 horas, se escucharán fragmentos de Camus o de Carballo Calero con Tuco Cerviño en el estrado y a las 19.00 horas, será el alcalde Xulio Ferreiro, que elegirá a Luís Rei Núñez en “O Señor Lugrís e a negra sombra”. 
Al otro lado de la ciudad, Marineda City y Pedro Ramos llevarán al Principito por nuevos parajes. En Sada, sacarán  de 11.30 a 13.30 horas de paseo a distintos personajes de las letras. l

El libro se recuerda en bicicleta, con cuentacuentos y talleres infantiles