La Xunta invertirá 70 millones para extender la educación plurilingüe

Feijóo explica a los medios los asuntos tratados en el Consello de la Xunta | xoán rey (efe)
|

El Consello de la Xunta dio ayer luz verde a su estrategia de potenciación de las lenguas gallegas, de modo que prevé invertir cerca de 70 millones de euros hasta 2020 en la extensión de la educación plurilingüe al 100% del alumnado gallego, de modo que alcanzará también a los matriculados en educación infantil y FP.


De ello informaron al término de la reunión semanal del Ejecutivo autonómico tanto el presidente, Alberto Núñez Feijóo, como el conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez.


En primer término, el responsable autonómico destacó que siempre trabajó por que los gallegos tuviesen “mejores competencias lingüísticas” no solo en las dos lenguas propias sino también en inglés. “Esta apuesta no siempre fue bien entendida”, constató, pero blandió “resultados destacables” de su plan lingüístico siete años después para justificar su refuerzo. En concreto, refirió que “la práctica totalidad” (un 93%) de los centros que cuentan con alguna de las herramientas del plan están “satisfechos” y que las competencias lingüísticas de los alumnos “mejoraron sustancialmente” tras siete años.

“Actualización”
Así pues, sin perder de vista que la “actualización” del plan de potenciación de las lenguas extranjeras estaba incluido en el programa con el que se presentó a las elecciones, Feijóo remarcó que todos los centros sostenidos con fondos públicos serán en 2020 plurilingües, o contarán con una sección bilingüe o auxiliares de conversación.


Por su parte, Román Rodríguez concretó que el objetivo es que, dentro de tres años, la mitad de los centros educativos (unos 500) sean plurilingües. De ellos, 280 serán de Educación Infantil y 90 de Formación Profesional. En paralelo, anunció la creación de un Bachillerato de excelencia en idiomas, del que se espera esté implantado en 40 institutos al término del plan.


Según apuntó Feijóo, tanto en Infantil como en FP tienen la opción de sumarse al modelo establecido en el resto de etapas educativas, que supone impartir un tercio de las horas lectivas en un idioma extranjero.


En cuanto al Bachillerato de excelencia, sus alumnos tendrán dos o tres horas fuera del horario escolar, lo que les permitirá alcanzar un nivel “mayor” (el B2) que el exigido en las titulaciones universitarias.


Adicionalmente, el conselleiro de Educación indicó que este modelo impulsará la certificación lingüística al término de cada etapa, de modo que al menos un 30 por ciento de los alumnos de ESO alcancen el B1 y el mismo porcentaje de quienes finalicen el Bachillerato de excelencia puedan obtener el B2.

La Xunta invertirá 70 millones para extender la educación plurilingüe