Cani, pendiente de las pruebas

Los suplentes y los que no jugaron en la última jornada realizaron un entrenamiento a mayor intensidad fotos: quintana
|

 

El Deportivo regresó ayer a los entrenamientos y lo hizo sin la presencia de Cani y Fernando Navarro, quienes se vieron obligados a pedir el cambio el pasado sábado, durante el partido con el Betis, debido a sendas molestias musculares.
“Fernando recibió el típico bocadillo antes del descanso”, explicó Víctor Sánchez del Amo en la rueda de prensa que ofreció tras el partido con el conjunto verdiblanco.
El lateral izquierdo catalán fue sustituido en el minuto 63 por el portugués Luisinho.
Pese a que el jugador no se ejercitó ayer, en principio no se someterá a pruebas médicas, lo que indica que debería estar a punto para el próximo compromiso de la escuadra blanquiazul, ante el Espanyol el próximo sábado en Cornellà.
Quien sí se someterá a pruebas médicas en las próximas horas será Cani, que, ante el Betis, dejó el terreno de juego en el minuto 54 a causa de unas moletias en los isquiotibiales.
Los galenos dictaminarán si se trata de una simple sobrecarga o, por el contrario, existe una lesión, lo que prácticamente descartaría al mediocampista para el choque con el conjunto espanyolista.
En el caso del zaguero, su ausencia sería muy sensible para el cuadro coruñés, puesto que ha disputado los 24 encuentros de la presente Liga, todos ellos como titular.
Cani, por su parte, ha participado en once jornadas, aunque ha sido titular en los cuatro últimos compromisos ligueros de los blanquiazules.
Quien tampoco participó en el entrenamiento de ayer fue el portero Fabricio Agosto, que es baja hasta final de curso.

volvieron lopo y 'juando'
Quienes sí estuvieron en la sesión vespertina de Abegondo fueron el defensa central Alberto Lopo y el mediocentro Juan Domínguez.
Ambos futbolistas, que se perdieron los últimos entrenamientos de la pasada semana, se ejercitaron ayer con el resto de sus compañeros.
Además de que el viernes los dos sufrieron un proceso febril, en el caso de Lopo estuvo toda la semana con molestias cervicales, mientras que Juan Domínguez no se ejercitó en el último entrenamiento a causa de un dolor en una pierna.
Ayer, ambos trabajaron con normalidad.

Cani, pendiente de las pruebas