La alternativa a la Marea pasa por un reparto de poder entre el PP y el PSOE

|

Todavía es muy remota la posibilidad de que el Partido Popular y el Partido Socialista articulen una moción de censura en contra de Xulio Ferreiro para que la ciudad tenga un nuevo equipo de gobierno, pero la reunión del jueves entre los líderes de ambas formaciones acerca esta remota opción a pesar de que no se trató durante el encuentro.
Las posibilidades que se plantean a populares y socialistas son varias, pero la que tiene algo de ventaja sobre el resto es la de formar un gobierno de coalición. Las otras pasarían porque una de las formaciones cediese a la otra el poder en solitario a cambio de establecer una serie de medidas de control que garantizasen a la parte fuera del Ejecutivo cierto peso en la decisiones finales.
Así, en el escenario de un supuesto gobierno de coalición, lo más probable es que la líder del PP, Rosa Gallego, obtendría la Alcaldía de la ciudad, mientras que su homólogo en el PSOE, el recientemente nombrado portavoz José Manuel García, pasaría a ser el primer teniente de alcalde y además podría asumir la concejalía que se encarga de los asuntos relacionados con el empleo y la promoción económica.
Algo que parece claro es que si la Alcaldía fuese para los populares, también lo sería la concejalía de Hacienda y Administración, ya que si esta pasase al PSOE sería una combinación poco eficaz. Así, el concejal del PP Roberto Coira sería el señalado para asumir el cargo.
A partir de aquí es cuando se abren más dudas sobre el reparto de áreas. La primera sería el número de ediles que asumirían áreas, ya que algunos podrían quedarse sin concejalía.

interrogantes
La formación socialista, dada su tradición política, seguramente vería con buenos ojos recibir el control de concejalías de asuntos sociales. Así, Cultura, Participación, Igualdad o Servicios sociales podrían recaer en las manos de Fito Ferreiro, mientras que José Manuel Dapena podría liderar Seguridad Ciudadana. Si no entrasen todos, Mar Barcón podría quedar en un segundo plano, en la línea de tener un protagonismo menor. 
Los casos de Yoya Neira y Silvia Longueira son los más complejos por su mayor proximidad a la Marea, aunque la primera se encarga de temas de Movilidad, un puesto que se discutiría con la popular Begoña Freire, mientras que la segunda tendría más complicado compatibilizar una concejalía con la presidencia de la Fundación Luis Seoane.
En el bando popular, Martín Fernández Prado ya tiene experiencia en Urbanismo, Francisco Mourelo en Deportes, Luisa Cid en Empleo y Miguel Lorenzo en Servicios Sociales, mientras que Mariel Padín fue concejala de barrio.
Completan la foto las concejalas Lucía Canabal y Rosa Lendoiro, que se incorporaron a la lista de Carlos Negreira para las elecciones municipales de 2015 y que podrían estrenarse a cargo de alguna área. n

La alternativa a la Marea pasa por un reparto de poder entre el PP y el PSOE