Una mañana para pedalear

Deporte Campeón-2015-05-04-030-1b224147
|

O Parrote fue ayer el punto de inicio y final de la Fiesta de la Bicicleta Decabike, organizada por Decathlon. Las previsiones meteorológicas no eran muy halagüeñas, pero al final salió el sol y unos quinientos participantes pudieron disfrutar de un bonito paseo por la ciudad, pasando por zonas como Riazor, Torre de Hércules o Adormideras.
Los que tenían claro que iban a participar, lloviera o no, fueron bien preparados con sus chubasqueros. Pero se acercaba la hora de iniciar la marcha y el sol iba ganando terreno a las nubes. Por ello, muchos decidieron apuntarse a última hora e incorporarse al grupo.
Un pelotón heterogéneo con niños y mayores, pero bastante disciplinado. Hubo tres reagrupamientos a lo largo de los once kilómetros de travesía. Pero muy llevaderos, ya que la organización evitó las cuestas más pronunciadas. Especial mérito tienen los más pequeños, que supieron seguir el ritmo y también las instrucciones de sus padres, para evitar cruzarse o molestar a otros participantes.
Y, en la llegada, agua, bebidas isotónicas y barritas energéticas para todos. También los que tuvieron algún percance pudieron revisar su velocípedo en el taller de reparaciones, como hicieron algunos antes de la marcha.
Además, hubo zonas de juego, que hicieron las delicias de los niños. Así terminó una nueva edición del Decabike, un clásico ya en la ciudad.

Una mañana para pedalear