Un auxiliar del Madrid Arena no alertó de la avalancha porque pensó que no era “nada serio”

02 novimebre 2013 página 32 MADRID. 31/10/2013.- Familiares, amigos y conocidos de las cinco jóvenes muertas en la tragedia del Madrid Arena hace un año, durante la vigilia que se celebra hoy junto al pabellón para recordar a l
|

Uno de los auxiliares de Kontrol 34, contratado por Miguel Ángel Flores para la fiesta del Madrid Arena, declaró en el juicio que no avisó de la avalancha que se produjo en uno de los vomitorios al pensar que no era “nada serio”, pese a que reconoció que ayudó a sacar a gente.
“Estaba casi despejado. Había niños en el suelo”, manifestó en la sesión del juicio que se celebra por la tragedia del Madrid Arena, en la que murieron cinco jóvenes por causa de una avalancha humana.
Otro de ellos al ser preguntado sobre por qué no informó de lo sucedido a alguno de los encargados de seguridad ha respondido al abogado: “¡A quién quiere que avise!”.
Según los hechos, la empresa Kontrol 34 ofreció a Diviertt un listado de personas para dedicarse a labores auxiliares, con tareas exclusivas de control de las filas de público. Las acusaciones sospechan que realizaron funciones de seguridad en el interior del recinto. Tras señalar que se dedicaba a tareas auxiliares, uno de los porteros señaló que supo que se produjo una avalancha tras dirigirse hacia el baño, momento en que vio el tumulto.
“Había mucha gente en el suelo. La gente corría para arriba y abajo. Ayudé en lo que podía”, recordó Ventsislav B., quien indicó que comentó a los compañeros lo que había pasado tras volver a su puesto de trabajo en la cola del exterior.
Tras preguntarle el tribunal si no consideró que tenía que avisar a alguien de lo que estaba sucediendo, respondió que no y que solo se lo contó a algunos de los compañeros.
“No me pareció nada serio porque duró unos minutos, 3 o 5 o veinte minutos. Cuando bajé no había avalancha. Estaba casi despejado”, señaló.
Manuel M., de Kontrol 34 pero que esa noche no estaba trabajando, relató que ayudó a trasladar a dos de las víctimas a la enfermería, destacando que estaba señalizada. A preguntas sobre uno de los abogados acerca de por qué no avisó a los responsables de seguridad, el testigo le ha replicado “¡A quién quiere que avise!”.

Un auxiliar del Madrid Arena no alertó de la avalancha porque pensó que no era “nada serio”