Siete detenidos en los altercados contra el acto de Vox en Barcelona

GRAF2393. BARCELONA, 30/03/2019.- La manifestación convocada esta mañana por grupos independentistas contra el acto de Vox en Barcelona se ha saldado con cinco detenidos, varios heridos y numerosos incidentes entre manifestantes y Mossos d'E
|

Los altercados que se vivieron ayer en Barcelona contra el acto de Vox acabaron con siete detenidos: seis por los Mossos y uno por la Guardia Urbana, informó la policía catalana.


Los altercados se produjeron tras una manifestación durante la mañana contra Vox: contó con unas 300 personas, según cifras de la Guardia Urbana, y la habían convocado tanto los CDR como Arran y colectivos antifascistas.


La manifestación matinal transcurrió sin incidentes pero a mediodía, poco antes de empezar el acto de Vox, un grupo de personas –mayoritariamente encapuchadas– causaron los altercados.


Los incidentes se produjeron sobre todo en la calle Tarragona, que está en uno de los extremos de la plaza España –al otro lado de la plaza empieza la avenida Maria Cristina, donde se ha realizado el acto de Vox entre las 12.10 y las 13.20–.

Pasadas las 13.00 horas, los servicios municipales limpiaron la zona de la calle Tarragona donde se había formado una hoguera con contenedores, vallas y material de obra.

Herida por contusiones
Tres de los detenidos presuntamente agredieron a una persona que al parecer iba al acto de Vox, que resultó herida por contusiones en la cara, por las que fue trasladada al hospital Clínic.

Otras personas fueron identificadas por los Mossos en la zona de los altercados; y los servicios de emergencias atendieron a cinco personas: la agredida por los tres detenidos, más cuatro que fueron dadas de alta in situ.  

La candidata del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, y el portavoz parlamentario de Cs, Juan Carlos Girauta, condenaron los incidentes violentos .


En su cuenta de Twitter, la cabeza de lista del PP por Barcelona en las elecciones generales, Cayetana Álvarez de Toledo, escribió: “Deploro y condeno la violencia sufrida por los Mossos y los simpatizantes de Vox hoy (por ayer) en Barcelona. Como viene reclamando Pablo Casado, los CDR deben ser ilegalizados”.
El dirigente de Cs Juan Carlos Girauta expresó, también en Twitter, su “solidaridad” “ante la violencia separatista” y recordó que en la manifestación del pasado día 16 “Madrid recibió a los separatistas con tolerancia y respeto a su libertad de expresión”.


“El contraste con lo de hoy (por ayer) en Barcelona es insoportable para un catalán decente”, dijo.
“Cada gota de sangre vertida tiene que ir al debe de Mas, Puigdemont y Torra. Ellos formaron, azuzaron y soltaron la piara”, agregó en otro mensaje Girauta en alusión a los expresidentes Artur Mas y Carles Puigdemont y el presidente catalán, Quim Torra.

Disolver los Mossos
Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, prometió suspender la autonomía de Cataluña y “disolver a los Mossos, rescatando a los fieles” a España para integrarlos en la Policía Nacional.


Durante el polémico acto en la avenida Maria Cristina de Barcelona con miles de personas (5.000 según la Guardia Urbana, 50.000 según Vox), Abascal llamó a defender a España “hasta las últimas consecuencias” y también su unidad.


Para él, “a un catalán no puede pasarle nada peor que dejar de ser español”, y Cataluña no es una nación, sino algo que consideró mucho mejor: una región de España, mientras que tachó de reinos de taifas las autonomías.


“Ha llegado el tiempo en el que los enemigos de España estarán, más pronto que tarde, fuera de las instituciones democráticas”, dijo el líder de Vox.

La derechita cobarde
Además, volvió a aludir a la “derechita cobarde” en referencia al resto de partidos de la derecha, para defender que debe ser sustituida: según él, esa derecha hizo a los españoles “votar con miedo”.
“El único cordón sanitario que hay que levantar es a los partidos separatistas, que hay que ilegalizar de una vez por todas”, dijo


Abascal también reprochó a Ada Colau que les haya “arrojado a la calle” tras negarles realizar el acto Palau Sant Jordi y  afirmó que solo Vox combate la “dictadura progre y separatista que oprime a la gente desde hace 40 años”.


Mientras, la alcaldesa de Barcelona y líder de BComú, Ada Colau, encabezó el acto festivo “En Barcelona el amor gana al odio” al que asistieron cuatrocientas personas, según cifras de la Guardia Urbana. “Los rancios decidieron venir a nuestra ciudad, aquellos que quieren que un país entero vuelva al Nodo y al blanco y negro”, dijo Colau, que aseguró que Vox busca la confrontación y la provocación.


Por su parte, el PSC hizo circular por Barcelona un “autobús del amor” que muestre las ansias de “tolerancia, democracia, libertades y respeto a la diferencia” de la ciudadanía.

Siete detenidos en los altercados contra el acto de Vox en Barcelona