El gasto en defensa de la OTAN cae un 1,5% en 2015, aunque los europeos logran frenar la caída al 0,3%

|

El gasto en defensa de la OTAN ha caído un 1,5% en 2015, el sexto año consecutivo que se reduce, aunque los países de Europa en su conjunto han logrado frenar la caída al 0,3% tras años de recortes por la crisis económica, según datos publicados este jueves por la Alianza Atlántica. España subió un 1% el gasto en defensa en 2015 respecto al año anterior.
Un total de once países redujeron su gasto en defensa en 2015, liderados por Italia, donde cayó el 12,4%. Le siguen Albania (11,8%), Bélgica (5,8%), Bulgaria (6.7), Croacia (1%), Francia (0,9%), Noruega (0,3%), Eslovenia (0,4%), Reino Unido (3,5%), Canadá (0,2%), y Estados Unidos (2%), según datos del informe.

sube en españa
Por el contrario, el gasto en defensa subió un 1% en España, así como en la mayor parte de los países del este de Europa, los más preocupados por un posible contagio de la crisis en Ucrania tras la intervención militar rusa.
Así, Polonia subió su gasto en defensa el año pasado un 21,7%, Eslovaquia un 16,6%, Letonia un 15,6%, Lituania un 31,9%, Rumanía un 10%, Estonia un 7,3%, República Checa un 5,6% y Hungría un 0,3%.
También subió en Dinamarca (2,3%), Alemania (0,3%), Grecia (10,1%), Hungría (0,3%), Luxemburgo (25,3%), Países Bajos (2,6%), Portugal (8,6%) y Turquía (2,5%).
Solo cinco países cumplen el objetivo de la OTAN de gastar el 2% o más del Producto Interior Bruto (PIB) a Defensa: Estados Unidos (3,62%), Estonia (2,4%), Grecia (2,46%), Polonia (2,18%) y Reino Unido (2,07%).
España, por su parte, destinó el 0,89% de su PIB a la Defensa en 2015, según datos del informe, que constata que la OTAN en su conjunto gastó el 2,42% del PIB el año pasado.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, achacó la caída del gasto de la OTAN a la reducción en el gasto en defensa de Estados Unidos, que “afecta” al gasto total de la Alianza, dado que el 72% del gasto en defensa de la OTAN lo aporta el país norteamericano, pero defendió que, a pesar de su reducción, continúa gastando “más del 3%” y “mucho más” del objetivo del 2%, recordando “el problema del reparto de la carga” entre Estados Unidos y los países europeos aliados.

El gasto en defensa de la OTAN cae un 1,5% en 2015, aunque los europeos logran frenar la caída al 0,3%