Segunda vuelta de Borges

|

Tenía que haber empezado los entrenamientos el lunes, lo hizo el jueves por un malentendido, el viernes se ausentó de la sesión de trabajo al haber sido citado por el club para presentarse en la sede social en la Plaza de Pontevedra y ayer Celso Borges regresó a la Ciudad Deportiva de Abegondo para retomar de nuevo el trabajo con el objetivo de ponerse en forma, ya sea para quedarse o para salir del Deportivo este verano.
El internacional costarricense maneja ofertas para ser traspasado en el mercado estival, entre ellas, las de equipos turcos como el Göztepe. Borges es un jugador apetecible para otros clubes y, además, ha entrado en su último año de contrato, por lo que, si no se alcanza un acuerdo para la ampliación de su contrato ni es vendido ahora, estaría en disposición de salir con la carta de libertad dentro de un año. El Deportivo ha tratado de convencerle para que se quede en A Coruña en Segunda División.
Ayer, el futbolista regresó a los entrenamientos e hizo algunas tareas en el césped de ‘El Mundo del Fútbol’. Eso sí, no entró en la lista de convocados del entrenador blanquiazul, Natxo González, para el tercer amistoso de la pretemporada.
En esas instalaciones tenía que haberse presentado el pasado lunes como Michael Krohn-Dehli y Fabian Schär, los otros dos jugadores que representaron a la plantilla blanquiazul en el Mundial de Rusia, pero mientras el danés y el suizo (traspasado ya al Newcastle) regresaron el día que habían sido citados, el ‘tico’ no lo hizo en fecha y hora.
Se reincorporó el jueves, el mismo día que el director deportivo, Carmelo del Pozo, aclaró que no había problema alguno con el futbolista. Su demora en la vuelta al trabajo había sido producto de un malentendido.
Ya entonces, el máximo responsable del área deportiva advirtió de que tenían que ir “hablando” de las “posibles ofertas” que hay sobre el centrocampista.
“Es un jugador de talla mundial que ha jugado una buena temporada y puede tener ofertas. Tenemos que ir todos de la mano”, comentó el director deportivo. Ese fue uno de los temas que también se abordaron en la reunión del viernes en la Plaza de Pontevedra.
Además, Borges, como Sidnei, está esperando, la nacionalidad española, lo que le permitiría tener pretendientes de mayor nivel. El costarricense la solicitó en una fecha posterior al brasileño. En su caso, Borges tendrá que renunciar a la brasileña para poder conseguir el pasaporte español.

No a cualquier precio
En el caso de que se desvincule de la entidad blanquiazul, Borges no se marcharía, según explicó en su momento Carmelo del Pozo, a cualquier precio. 
El futbolista costarricense es uno de los jugadores más valorados en el mercado a pesar del descenso que sufrió la temporada pasada. l

Segunda vuelta de Borges