Ferreiro asegura que “non hai atallos posibles” para la reforma de las cubiertas de Riazor

El miércoles empezaron los trabajos provisionales de reparación de las cubiertas del estadio quintana
|

El alcalde, Xulio Ferreiro, dijo ayer que no existe ninguna manera de acortar los plazos establecidos para realizar la obra de reforma de las cubiertas del estadio de Riazor. Además, el edil de Deportes, José Manuel Sande, explicó que los trabajos no estarán terminados hasta 2020.
El regidor quiso dar por zanjadas ayer las elucubraciones sobre posibles alternativas al plan marcado por el Gobierno municipal para acometer esta rehabilitación y explicó que “non hai atallos posibles”.
Con esta afirmación quiso descartar todas las posibilidades que se habían mencionado, como que el Deportivo se hiciese cargo de la gestión y trámites de las obras y el Ayuntamiento de la inversión económica.
Esta opción, según Ferreiro, se apartaría de la legalidad “e pode supoñer problemas de ser considerada unha axuda de Estado” o contaría con los mismos plazos administrativos, ya que se sobrepasaría la cuantía máxima “dunha subvención directa a unha entidade privada para que execute unhas obras con financiamento público”.
Ferreiro explicó que a todas las partes implicadas les interesa “buscar unha solución”, pero que ya habían llegado a una en octubre, cuando plantearon al Deportivo las opciones que había.
Así, se decidió por la “obra de maior entidade”, que supone la sustitución total de las cubiertas de Tribuna y de Preferencia, las más antiguas, mientras que en las de Pabellón y Marathón se procederá a su reparación.
Además, el Ayuntamiento se encuentra con los trámites de preparación del contrato de mantenimiento, que en un principio se dijo que se iba sacar a licitación esta semana, pero fuentes municipales aseguraron ayer que se publicará a inicios de la próxima.

mensaje conciliador
Después del cruce de declaraciones entre Ferreiro y el presidente del Deportivo, Tino Fernández, el alcalde quiso enviar ayer un mensaje de conciliación al asegurar que el club “é unha das institucións máis relevantes da cidade e a que máis apoio recibe do Concello”. Además, explicó que la obra de reparación de las cubiertas del estadio será “posiblemente o investimento máis forte do mandato”.
El concejal de Deportes, José Manuel Sande, aseguró durante una tertulia en una emisora de radio local que las obras de reparación de la cubierta no comenzarán hasta agosto o septiembre del próximo año, lo que supondría que no concluirán por lo menos hasta 2020. Finalmente, dijo que “hai que acabar con este folletín, non é o momento de enfrontarnos”.

Ferreiro asegura que “non hai atallos posibles” para la reforma de las cubiertas de Riazor