“No pienso en jubilarme, aún no me ha llegado el momento”

|

El Ideal Gallego-2011-06-16-013-945b4e99

  entrevista de nagore menayo

john mayall - músico

Tiene 77 años, lleva más de 50 sobre los escenarios y sigue llenando cada uno de los recintos en los que actúa.
Pocos músicos pueden decir eso, pero John Mayall es uno de ellos. Un hombre al que no le pesan los años y que sigue saliendo a recorrer medio mundo para ofrecer su música con un éxito absoluto. Esta noche llega a A Coruña, donde ofrecerá un concierto en Palexco para el que apenas quedan entradas disponibles.
Viene de llenar la sala BBK de Bilbao y el hotel Santana de Segovia, los dos primeros conciertos en su gira española. Y lo hace agradecido y satisfecho. “Ha sido un show estupendo, y el público es fantástico”, comenta el guitarrista británico.
Este entusiasmo por su trabajo es el que le hace mantener aún vivas las ganas de seguir subiéndose a un escenario después de tantos años de carrera. Mayall sigue sin querer pensar en la jubilación. “No ha llegado mi momento todavía”, afirma categórico el músico.
La ilusión por la música continúa a pesar de que en 2008 tuviera que despedirse de su banda, los Bluesbreakers. Ahora le acompañan el guitarrista Rocky Athas, el teclista Tom Canning, Grez Rzab al bajo y Jay Davenport, a la batería.
Con ellos presentará esta noche su último trabajo de estudio “Tough”,  con el que alcanza el número 57 en tu trayectoria profesional. Se trata de un disco “arenoso” en el que se adentra en los conflictos que surgen en las relaciones humanas y trata de analizar la situación en la que se encuentra mundo actual.
Un mundo que, también en lo musical, ha cambiado mucho. Aunque esto no parecer ser una de las preocupaciones de Mayall, que afirma sobre la industria de la música que “no sigo muy de cerca lo que hace hoy en día, pero creo que hay varios talentos muy buenos en el blues”.
Una opinión que pesa, pues Mayall está considerado como el padre del blues blanco, un calificativo que le llegó gracias a éxitos alcanzados con grandes músicos como Eric Clapton y Mick Taylor, entre otros.
También es un reconocimiento logrado después de una vida entera dedicada a la música, una profesión que el propio artista reconoce que es mucho más que eso. “La música es mi vida -asevera- disfruto muchísimo tocando y eso es lo que mantiene mis ganas de no decir adiós a los escenarios todavía”.
El concierto de esta noche es la tercera cita en el recorrido español que el músico llevará a cabo estos días. Las próximas actuaciones le llevarán a salas de Madrid, Avilés, Barcelona, Málaga y Salamanca.
Las entradas tienen un precio de 25 euros para el anfiteatro, 30 para la tribuna y 35 para la platea de Palexco.


 

“No pienso en jubilarme, aún no me ha llegado el momento”