Sanidade cifra en más de medio millón de euros los daños en la base del 061

rocío mosquera pudo comprobar sobre el terreno los destrozos causados por el fuego quintana
|

El conflicto laboral en el transporte sanitario gallego parece lejos de finalizar, a juzgar por la decisión de los trabajadores de continuar con las jornadas de huelga. De momento, y a falta de que la patronal del sector dé una respuesta satisfactoria a sus demandas sobre la subrogación del convenio, el calendario de movilizaciones se paralizará tres semanas para retomarse el 25 de este mes. Desde ese mismo día y hasta el 4 de marzo los trabajadores iniciarán un paro continuado en lugar de en días alternos, como habían hecho hasta ahora.

“Imos ter unha reunión para fixar un calendario pero vaise cambiar o sistema de folga, alomenos se a Fegam non fai unha proposta seria”, explicó el responsable de Transportes de la CIG, Xesús Pastoriza.

El portavoz sindical reconoció que la relación con la patronal de ambulancias ha empeorado tras las acusaciones sobre la autoría del incendio en la base del 061 que se produjo en la madrugada del jueves, por las que el sindicato podría presentar una denuncia contra la Federación Galega de Empresarios de Ambulancias. “Nós xa enviamos ao noso avogado os textos coas declaracións que se fixeron durante ese día por parte do presidente de patronal por se iso pode ser susceptible de unha querella”, indicó el portavoz sindical.

 

investigación

Quien ha evitado atribuir el suceso al comité de huelga es la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, que visitó ayer las instalaciones próximas al Oncológico. Mosquera cifraba en unos “550.000 ou 600.000 euros” el coste para reconstruir la base de ambulancias y recordaba que ya se había dado otro intento de quemar las instalaciones en diciembre. “Os traballadores teñen todo o dereito do mundo a reivindicaren melloras laborais, mais nada xustifica este tipo de actos”, señaló la conselleira.

Respecto a si se ha tratado de un suceso fortuito o un sabotaje, Mosquera apuntó que será la Policía Científica la que aclare las causas del incendio. Pese a no certificar que se trata de un acto vandálico, la titular de Sanidade pidió al comité de empresa y a los sindicatos que condenasen lo sucedido y avanzó que la consellería mantendrá una reunión en los próximos días con los representantes de los trabajadores.

 

condena unánime

Sin hacerse esperar, la mayor parte de los sindicatos que representan al sector del transporte sanitario en Galicia condenaron de forma unánime el incendio de la base coruñesa, así como “calquera outra práctica ou acto vandálico”. Así, desde la Federación de Servizos de CCOO, la CIG y la Asociación Gallega de Técnicos de Emergencias Sanitarias (Asgate) mostraron su “rechazo” a los actos violentos que puedan atentar contra bienes o servicios públicos.

No obstante, las agrupaciones sindicales también denunciaron la “intransigencia” y la “falta de seriedad” de la patronal para resolver el conflicto que les atañe y subrayaron que los principales perjudicados son los trabajadores. “Nós condenamos este acto no que se danaron materiais, pero nos parece importante que tamén se condene o dano ás persoas, neste caso, os traballadores das ambulancias”, puntualizó Xesús Pastoriza.

A este respecto, el responsable de Transportes de la CIG recordó que desde el mes de diciembre, algunos técnicos sanitarios se han visto obligados a dormir en las ambulancias, para que los vehículos fuesen custodiados por la Policía o la Guardia Civil.

 

Sanidade cifra en más de medio millón de euros los daños en la base del 061