Kofi Annan pide a Damasco que deje de emplear armamento pesado

|

 El enviado especial conjunto del secretario general de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, volvió a pedir ayer al Gobierno de Damasco que renuncie al uso de armamento pesado y que lo retire de las poblaciones.

“El Gobierno debe desistir del uso de armamento pesado y, tal y como se ha comprometido, retirar ese armamento y las unidades armadas de las poblaciones, aplicando plenamente sus compromisos bajo el plan de (pacificación)”, dijo Annan.

En un comunicado difundido en Ginebra, el enviado especial urgió “a todas las partes, gubernamentales, de oposición y otras, a abandonar las armas y trabajar con los observadores de la ONU para consolidar el frágil cese de la violencia en todas sus formas”.

“Me uno al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a la hora de aplaudir la decisión unánime (el sábado) del Consejo de Seguridad para autorizar una misión de supervisión a Siria. Este es un momento crucial para la estabilización del país”, agregó.

Annan consideró que el trabajo de la misión “debería ayudar a crear las condiciones que conduzcan al lanzamiento de un muy necesario proceso político, que debería tener en cuenta las legítimas preocupaciones y aspiraciones del pueblo sirio”.

 

Reunión > Mientras, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, se reunió con una delegación del opositor Consejo Nacional Sirio (CNS), para tratar el plan de paz para Siria y el despliegue de observadores.

Sobre la mesa, el máximo responsable de la organización panárabe y el principal grupo opositor en el exilio discutieron las vías para garantizar el respeto total del alto el fuego, uno de los seis puntos incluidos en el plan de paz.

“El plan de Annan aún no ha empezado y solo se van a percibir sus resultados fructíferos después de que los observadores de la ONU consigan comprobar el cese completo del fuego”, subrayó Al Arabi en la sede de la organización en El Cairo.

Basma Qadmani, portavoz del CNS, pidió, por su parte, que la Liga Árabe y los observadores internacionales se coordinen para supervisar juntos la aplicación del plan de Annan.

La oposición siria está dispuesta a colaborar con esta misión para que tenga éxito, afirmó Qadmani, quien consideró insuficiente la cifra de observadores aprobada este sábado.

Kofi Annan pide a Damasco que deje de emplear armamento pesado