La venta de percebe de Langosteira, pendiente de un trámite de Fomento

|

La explotación marisquera de Langosteira no se puede ejecutar hasta que las nuevas instalaciones dispongan de la Declaración de Espacios y Usos Portuarios (DEUP). Así lo explicaba ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, tras ser preguntado por los decomisos de percebe procedente del Puerto Exterior que en las últimas semanas se han realizado. Enrique Losada explica que para poder extraer este crustáceo es necesario disponer primero de este trámite, que es otorgado por el Gobierno.
“Un elemento determinante en este momento, que es el que ha evitado que sacáramos a concurso esa concesión, es la Declaración de Espacios y Usos Portuarios, que lo estamos sometiendo a aprobación por parte del Ministerio de Fomento”, aclaraba el máximo portavoz del Puerto. Losada confía en que “en poco tiempo” se disponga de este trámite, que permitirá licitar la explotación marisquera de este entorno.
El Puerto garantiza así, que la concesión se realizará a través de concurso público: “Por supuesto, no puede ser de otra manera”, afirmaba. De este modo, se podrá presentar a la selección cualquier interesado con capacidad jurídica y que demuestre “capacidad de solvencia y presente un estudio económico financiero de viabilidad de la concesión”. Es decir, no solo una empresa privada, sino cualquier entidad, como la propia cofradía, que reúna “los  requisitos necesarios para ser beneficiario de una concesión”.
De este modo, se pretende acabar con el conflicto que hace unos meses surgió dentro del pósito cuando un sector del colectivo de percebeiros acusaba a la directiva de la cofradía de querer ceder esta zona a la empresa Porto-Muiños sin consultar a todos los profesionales. En ese momento, este colectivo reclamaba tener prioridad sobre un ente privado para explotar esta área de la que, por el momento, ya se aprovechan los furtivos.

sin afección
Enrique Losada destacó también que, “lejos de los efectos negativos que se preveían por la construcción del dique” contra el marisco del entorno, las cuevas que crean los bloques de hormigón del Puerto Exterior están sirviendo de cobijo para los crustáceos.
“Es un lugar magnífico para todo este tipo de especies”, declaraba el presidente, e insistía en que el recinto tendrá un “aprovechamiento importante en breve”, tras disponer del DEUP.

La venta de percebe de Langosteira, pendiente de un trámite de Fomento