Gaia defiende la rescisión del convenio con el club de waterpolo “para garantizar sus servicios”

19 noviembre 2012 Waterpolo Ayer por la tarde se disputó el primer Festival de Escuelas de Waterpolo en la piscina del Complejo Deportivo de Elviña
|

Gaia Gestión Deportiva, la empresa concesionaria de los complejos deportivos de Elviña, Sardiñeira y el Agra, defendió ayer su decisión de finiquitar el convenio que hasta el 31 de julio la vinculaba a la Asociación Coruñesa de Waterpolo frente a las acusaciones del club de un trato discriminatorio e incluso coactivo hacia sus deportistas. “La concesionaria decide rescindir el convenio únicamente por su interés primordial de garantizar el confort y las prestaciones de los servicios de los complejos a sus abonados y usuarios, cuestiones que se podían menoscabar por la forma de actuar de la asociación”, alega en un comunicado.
En él, la empresa se ampara en su derecho a rescindir el acuerdo que mantenía desde 2011 con la asociación deportiva, por el cual los jóvenes de esta entidad entrenaban en la piscina de Elviña y, a cambio, el club ofrecía clases a todos los abonados de la instalación. “Cualquiera de las dos partes pueden finalizar el convenio de forma unilateral. Así lo especifica la cláusula novena”, indican desde la concesionaria, que apunta a que el único requisito será el de comunicar a la otra parte la ruptura del convenio con un mes de antelación.
“Gaia GD actúa de forma escrupulosa según lo que marca el texto del convenio”, recalca la empresa, tras manifestar que el fin del convenio se comunicó el pasado 25 de junio y no se hizo vigente hasta el 31 de julio.

vetados
El conflicto entre la asociación deportiva y la empresa que gestiona la piscina de Elviña llega después de los jóvenes waterpolistas se vieran impedidos para entrenar en las instalaciones desde el pasado mes de agosto.
El club hizo público el proceder de la concesionaria de la piscina después de que esta rompiera el convenio firmado y por negarles el uso de una calle en la piscina de Elviña, tal como la entidad había solicitado en mayo y venía haciendo desde el pasado mes de marzo de forma periódica, “como hace cualquier entidad deportiva que paga por un espacio”, al margen de ese convenio. También denunció que desde la concesionaria se estaba vetando la entrada en Elviña a los deportistas vinculados a esta asociación y se les estaba denegando la posibilidad de darse de alta como abonados.
Por todo ello, la entidad deportiva presentó esta semana en el juzgado una demanda de conciliación para hacer valer el convenio suscrito o, en caso contrario, para ser indemnizada por la pérdida de un espacio donde entrenar. Preguntada por esta cuestión, la empresa que gestiona la instalación rechazó ayer dar explicaciones más detalladas sobre su decisión, y reiteró que mantiene el apoyo y la promoción del deporte base y en las próximas fechas incorporará nuevos convenios con otros clubes. n

Gaia defiende la rescisión del convenio con el club de waterpolo “para garantizar sus servicios”