La Xunta afirma que el padre del niño sin escolarizar rechaza las soluciones dadas

El Ideal Gallego-2014-09-13-019-6b01b9b0
|

La Xunta afirma que el padre del niño de Cambre que se encuentra sin escolarizar rechaza todas las soluciones que se le han propuesto para que lo envíe de nuevo al colegio Portofaro.
La delegada territorial da Xunta, Belén do Campo, explicó que la Consellería de Educación ha puesto a disposición del pequeño, que padece diabetes, todos los recursos médicos precisos para su correcta atención, siguiendo el protocolo establecido para toda Galicia en casos de esta índole.
Do Campo añade que a los padres del estudiante se les ofreció su inclusión en el programa Alerta Escolar, coordinado por la Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia-061, que ofrece, según la responsable provincial, la atención inmediata y eficaz a todos los escolares de entre tres y dieciséis años, que padecen patologías crónicas.
“Además, de modo excepcional, también se le brindó la posibilidad de matricular al menor en otro centro educativo del municipio, que cuenta en su plantilla con una profesional sanitaria que se encargaría de su atención”, añade.
La delegada también indica que, desde el departamento educativo, así como desde la Consellería de Sanidade, se viene realizando un seguimiento de este caso, con reuniones periódicas con los padres que “todas las veces rechazaron las soluciones propuestas por la administración autonómica”.
Asimismo, Do Campo recordó que es obligatorio escolarizar al niño, de seis años, puesto que si no se cumple Educación debería activar el protocolo de absentismo escolar.

polémica
La polémica entre la familia del pequeño Alejandro y la Consellería de Educación no es nueva. La distinta visión respecto a los cuidados médicos que precisa el alumno ya pasó por los tribunales de justicia.
Carlos Abelenda, nombre del progenitor, interpuso una demanda hace dos años y el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia falló a favor de la administración autonómica.
No obstante, este vecino de Cambre se niega a aceptar el veredicto ya que teme que algún día lo llamen del colegio para darle una mala noticia. n

La Xunta afirma que el padre del niño sin escolarizar rechaza las soluciones dadas